Metro Meteor el caballo salvado

Metro Meteor el caballo salvado por la pintura | Gustavo Mirabal

Metro Meteor el caballo salvado por la pintura

Metro Meteor el caballo salvado

No es común encontrarse con un caballo que hace cosas más allá de lo que un equino puede hacer.

Estamos acostumbrados a escuchar relatos sobre pintores de caballos, hombres y mujeres que encuentran en la pintura su voz y, en los animales, su deleite.

Sin embargo, hoy hablaremos de un caballo que trascendió de las pistas después de terminar su carrera como atleta.

Sus dueños y veterinario estaban convencidos de que este equino no tendría más oportunidad, consideraban que lo mejor era sacrificarlo dadas las lesiones en sus extremidades.

Pero, la vida le tenía otros planes al caballo que ganó 8 de sus 27 competiciones y acumuló premios por 299.420 dólares.

Se trata de Metro Meteor el caballo salvado por el arte, específicamente, la pintura.

Metro Meteor el caballo salvado

Este ejemplar nació en Nueva York el 13 de marzo de 2003, y aunque no fue uno de los caballos de carreras más destacados de Estados Unidos, encuentra algo en lo que sí es pionero.

Este animal nunca imaginó que tenía un don especial, algo que lo diferencia del resto y lo hace único en su especie.

Pero antes de entrar en esa parte, hablemos del pasado pistero de Metro Meteor el caballo salvado por la pintura.

Entre julio de 2005 y junio de 2009 varias personas se interesaron por tenerlo en las pistas.

Corrió en nueve clásicos, pero no dio pelea en ellos, a excepción del With Anticipation de Saratoga, el primero que corrió, donde fue adelante hasta la recta final y terminó segundo.

Cambios que afectaron su rendimiento

Aunque había ganado cinco carreras, sus dueños deciden venderlo, venta que se hizo en varias ocasiones seguidas.

Los cambios de dueño pueden afectar al caballo, ya que apenas se está acostumbrando a uno y de repente se tiene que ir con otro.

Estos cambios tan inesperados hicieron que el animal ganara tres compromisos más y comenzara a decaer producto de lesiones severas en sus patas.

A Metro Meteor lo venden en 3 ocasiones por 50.000 dólares cada una.

Los cheques con su nombre fueron depositados en la tesorería de Belmont Park.

El primero fue en mayo de 2007, el segundo en junio de 2007 y el tercero en julio de 2008.

Luego de esas jugosas ventas, las personas le perdieron la fe al animal y nadie daba ni 10.000$ por él. Nadie ofertaba ni 7.500 dólares por este caballo castrado y con dolor en sus patas.

Un milagro ocurre

La gente compra caballos sanos, fuertes, activos y listos para hacerles ganar mucho dinero. Sin embargo, cuando el equino no cumple con esas condiciones, los dueños optan por dormirlos.

Y esa era el futuro para Metro Meteor hasta que en 2009, Ron Krajewski, un militar de la fuerza aérea estadounidense lo adopta.

Ron venía de pasar un largo tiempo en la Fuerza Aérea y también en Arabia Saudita durante la llamada Tormenta del Desierto.

El conflicto bélico librado contra Irak en respuesta a la invasión al Estado de Kuwait.

El dibujo es su pasión

A su regreso de Estados Unidos Ron estaba convencido de que el dibujo es su pasión y en el vuelo de regreso a su país conoció a la que hoy día es su esposa.

Ella, al ver los dibujos de Ron, lo convence para que se dedique a la pintura profesional y saque a flote toda esa expresión artística.

Ron se casa con Wendy, la azafata que conoció de vuelta a Estados Unidos y se mudan a Gettysburg, al sur de Pensilvania.

Ese lugar, era el nuevo hogar del caballo niuyorkino que estaba lesionado y desahuciado.

Ron Krajewski y su esposa Wenduy tenían un campo a un puñado de kilómetros de su casa.

“Estábamos buscando un caballo para que pudiese montar Wendy y creo que fuimos un poco ingenuos. Pronto descubrimos que Metro tenía lesiones mucho peores de lo que pensábamos “, aseguró Ron a la BBC.

El matrimonio descubre que Metro Meteor sufre de osteocondritis, producto de lo cual se le unirían los huesos de la rodilla por completo.

Incluso, un veterinario les dijo que lo mejor era sacrificarlo para que el animal no sufriera más.

“No quería dejarlo pastando y olvidarme de él. Por aquellos días estaba pensando en cómo podíamos pasar más tiempo juntos”, describe Ron. 

Un dato que trajo consigo al caballo revelación

Tras pensar qué hacer para que Metro Meteor se olvidara del dolor en sus extremidades y así poder pasar tiempo juntos, Ron descubre que el caballo mueve la cabeza para llamar la atención.

Así como levanta cosas con su boca para hacerse entender:

Pensé que, quizá, podía convencerlo de agarrar un pincel. Primero, le enseñé a tocar el lienzo con la nariz dándole un premio, y luego a tomar un pincel”, detalló Ron, el nuevo dueño de Metro Meteor.

Recordó que el caballo pudo tocar el lienzo con el pincel y luego soltarlo, con lo que esa ilusión de Ron habría terminado.

“Afortunadamente, empezó a hacer pinceladas y parecía disfrutarlo”, apuntó.

Tratamiento para la enfermedad

Aunado a esa pasión por enseñarle al caballo a pintar, Ron tuvo que autorizar el tratamiento para su caballo.

Así como un par de herraduras especiales que lo ayudaron a caminar lo mejor posible.

Posteriormente, al animal le hacen radiografía la cual revela que se le estaban uniendo las articulaciones.

En este sentido, su veterinario crea una técnica para aplicar una droga llamada Tildren directo en la zona afectada.

“A los pocos meses, los estudios mostraron que el crecimiento óseo se había detenido y que el tratamiento le agregó años a su vida”, aseguró Ron a la revista literaria y cultural The Atlantic .

 El nuevo pintor de la familia – Metro Meteor el caballo salvado

Hay una gran mejoría en la salud de Metro Meteor tras ese tratamiento y, es cuando Ron se dedica a pasarle el pincel al nuevo artista de la familia. Pronto descubre que a su caballo también le gusta pintar.

Cada vez que Ron saca un lienzo el caballo se acerca y lo huele. Posteriormente, su dueño le pasa el pincel y comienza la diversión.

Acto que culmina con un premio y comida rica, lo cual lo mantiene motivado.

Cabe destacar que Ron expone desde 2014 las pinturas de su equino en la Galería de la ciudad y, desde aquella primera vez, se venden con rapidez, al conocerse que las hace un caballo.

Inclusive, ese mismo año, 150 personas se pusieron en lista de espera para obtener un lienzo de este artista cuadrúpedo.

Además, esos primeros ingresos sirvieron para pagar el tratamiento del animal.

De acuerdo con información suministrada por el propio Ron, un lienzo de Metro Meteor el caballo salvado por la pintura puede costar entre 50 y 500 dólares.

“Las pinceladas de Metro no se parecen en nada a las que puede hacer una persona, porque no piensa qué va a hacer. Sus pinceladas son gruesas, aleatorias y a veces rotas, lo cual hace que los otros colores se puedan ver. Todo eso vibra en el lienzo”, explicó.

También hay libros con las obras de Metro Meteor el caballo salvado por la pintura

Ron Krajewski hizo una recopilación digital de las obras de su caballo y las convirtió en un libro.

De esta manera las personas compran la pintura, el libro y hasta remeras o tazas con la foto del caballo.

La popularidad que no tuvo Metro Meteor en las pistas de carrera, la tiene en la pista de la vida, carrera que ha ganado hasta ahora.

Su ímpetu y pasión por la pintura hace que quienes lo ven en las exposiciones se tomen fotos con él.

“Le encanta pintar. No sé en realidad cuánto puede ver, ya que los caballos tienen un punto ciego frente a su hocico. Creo que le gusta la sensación de pasar un pincel”, evaluó Krajewski.

Ron añade que se venden de a dos pinturas por semana; Cada cuadro del caballo lleva un trazo que se ha convertido en la marca personal del animal y sobre ella, Ron escribe el nombre del equino.

“La mitad de las ganancias van a una ONG que reentrena y reubica a otros caballos de carrera que ya no compiten“, acotó.

La historia de Metro Meteor es un símbolo de amor, pasión y propósito.

La vida no siempre es como se sueña, hay altos y bajos, pero siempre hay una forma de encontrar el camino, el destino, y Ron Krajewski fue el encargado de pintar de otro color, el mundo de ese caballo por el que nadie daba nada.

Metro Meteor (el de la izq.) corriendo en la nieve junto a su amigo Pork Chop

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Enlaces de interés

www.gustavomirabal.es/

https://gustavomirabal.ae/
https://gustavomirabal.ch/
https://www.pinterest.es/pin/642114859350359734/
https://www.pinterest.com/gustavomirabalcastro/
https://www.facebook.com/492119137931001/posts/545764639233117/
https://www.wattpad.com/story/129398546-g-c-farm-gustavo-mirabal-castro-en-venezuela
https://gustavomirabalcastro.online/

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code