El Gran jinete venezolano: Gustavo Ávila

El Gran jinete venezolano: Gustavo Ávila

Venezuela es uno de esos países que se ha destacado en el mundo de la hípica y ha contado con jinetes que han representado el país en competencias importantes a nivel internacional.

En esta entrega abordaremos lo relacionado con el gran jinete venezolano: Gustavo Ávila.

Trayectoria de Gustavo Ávila: Un jinete apodado el monstruo

Gustavo Ávila, recibió el apodo “El Monstruo”. Este jinete venezolano ha sido el ganador de 1.472 carreras en el periodo comprendido entre 1954 y 1985.

  • La trayectoria ecuestre del gran jinete venezolano: Gustavo Ávila transcurrió en el territorio venezolano y en los Estados Unidos. Tanto en su tierra natal como en el extranjero se logro posicionar gracias a sus éxitos en el ámbito ecuestre.
  • En el año 1966 logro ganar el primer Clásico Internacional del Caribe en Puerto Rico.
  • Posteriormente en el año 1971 con Cañonero II ganó dos pruebas clásicas de la hípica norteamericana siendo estalas: el Derby de Kentucky y el PreaknessStakes.
  • Desafortunadamente le faltó solo el Belmont Stakes para haber ganado la Triple Corona.
  • Estudió los primeros dos años del Bachillerato en el Liceo de Aplicación, en El Paraíso. Allí observó la distinción que le daban sus jóvenes amistades al jinete Enrique H. Bouley. Esta fue una razón poderosa que le animó a probar ser jockey y reconocido como él.
  • Gustavo Ávila asistió a la escuela de jinetes del extinto Hipódromo Nacional de El Paraíso. En este lugar aprendió a montar en un pony argentino. Sin embargo no le daban caballos purasangres porque era muy novato.
  • Su primer éxito fue 5 de julio de 1955, en el 5 y 6 con el ejemplar Solis, preparado por el chileno Héctor Samuel Hernández.

Gustavo Ávila expresó lo siguiente:

 “Estaba tranquilo en el aparato y cuando la puerta se abrió, salí disparado, me coloqué en el tercer puesto, luego en el segundo, y cuando ya estábamos en la recta final, tomé la punta para no perderla jamás. Era mi ocasión y si triunfaba, como había dicho a mamá, las cosas cambiarían”.

Más de la trayectoria de este gran jinete venezolano

  • En la “Carrera de los Ases” que se llevo a cabo en La Rinconada en marzo del año 1970 con los mejores jinetes latinos. En esta competencia el jinete Gustavo Ávila triunfó con Fox, preparado por José Rosendo Fernández.
  • Gustavo Ávila logro alcanzar la meta en tres oportunidades en el Gran Premio Clásico Simón Bolívar con Senegal (1957), Pensilvania (1958) y Prenupcial (1961).
  • Se adjudicó seis Clásicos Presidente de la República con Cantor (1959), Porvenir (1960), Tom Thumb (1967), Four Clubs (1968), Chateaubriand (1969) y Ejemplo (1971).
  • Luego los Tres Clásicos Cría Nacional con Perry Mason (1962), El Corsario (1974) y Guasipati (1975). El Francisco de Miranda con Velika (1966) y Cencerro (1972) y el José Antonio Páez con Guaranera (1957) y Gradisco (1960).
  • Gustavo Ávila hasta la temporada de 1985 obtuvo un record de 1472 carreras.
  • Su último triunfo fue con Rahab, una pupila de Pedro Armando Quintana.
  • Hasta el año 1990.ejerció como el destacado jinete que fue.
  • Posteriormente asumió el rol de Comisario en el Hipódromo La Rinconada.
  • En el año 1994 fue exaltado al Salón de la Fama del Deporte Venezolano.
  • A finales de junio de 2008 fue homenajeado siendo llevado al Salón de la Fama del Caribe por ser el jinete que tomó el primer Clásico del Caribe en 1966 con el caballo Victoreado.

Triunfo de Gustavo Ávila con el legendario caballo Cañonero

El gran jinete Gustavo Ávila es popular por ser el guía del caballo Cañonero II. Sin duda alguna esta dupla mágica les dio alegrías a los venezolanos con su paso por la Triple Corona.

Este jinete consolida su carrera tras ganar dos de las tres carreras de la máxima competencia hípica en los Estados Unidos de Norteamericana.

Los éxitos llegaron en 1971, el Kentucky Derby y Preakness Stakes. En las dos competencias el jinete criollo realizo un desempeño impecable marcando una huella para siempre.

Incluso este venezolano fue elogiado por el presidente estadounidense de la época, Richard Nixon. Pues la hazaña que este jinete realizó es inolvidable.

El gran jinete venezolano expresó lo siguiente:

“Me correspondió el puesto 15. Pensaba que si Cañonero respondía ganaba la carrera. Seguía reflexionando y mientras lo hacía, acariciaba su cabeza”.

De este modo se dio tal conexión entre jinete caballo logrando así obtener un éxito total y rotundo en estas importantes competencias ecuestres.

En Síntesis

El gran jinete venezolano: Gustavo Ávila ha dejado muy en alto a Venezuela en competencias ecuestres internacionales de gran renombre.

Ha tenido el placer de trabajar con caballos muy talentosos donde la dupla caballo- humanos han hecho un gran trabajo para lograr las hazañas en la hípica.

Gustavo Mirabal Castro admira profundamente a su tocayo el gran jinete venezolano: Gustavo Ávila pues tuvo una trayectoria impecable en el mundo de la hípica tanto en Venezuela como en el exterior.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code