jinetes corren

Jinetes corren sin caballos en Estados Unidos ¡Insólito!

Jinetes corren en Estados Unidos de manera insólita….

jinetes corren

Todos los años son especiales en las carreras ecuestres porque siempre hay una novedad.

Este año no es la excepción y es que este fin de semana ocurrió algo insólito.

Como todos saben el 4 de julio de celebra el Día de la Independencia de Estados Unidos.

La acción se llevó a cabo en el Hipódromo Laurel Park.

Jinetes corren algo inusual

El jueves 4 de julio se incluye dentro de la programación un evento especial: una competencia de jocketas y jockeys sin caballos.

El público de Maryland, fue testigo de este acto divertido que forma parte de una obra benéfica.

El suceso tiene lugar entre la cuarta y quinta prueba tradicional.

Es así como 13 jinetes salieron a la pista de arena, unos descalzos y otros en medias a fin de brindar un espectáculo diferente.

Esto dio paso a la jocosidad y curiosidad puesto que los jinetes salieron con su vestuario oficial.

Todos portaban sus uniformes de jockeys además de una pechera con el número que les fue asignado.

Una vez que se abrieron las gateras salieron a toda velocidad por la pista.

Algo insólito que no se había visto antes.

Es por ello que muchos de los jockeys aceptaron el desafío y se apuntaron a esta carrera sin precedentes.

Sin importar quién fuera el ganador de la prueba lo más importante era divertirse.

Mientras que otros, para mantener el hambre competitivo a pleno y regalarle un condimento extra al espectáculo, aceptaron correr de esta manera. 

El jinete Ángel Cruz fue el ganador de esta histórica contienda. Algo que sin duda fue registrado por los medios.

Y por su puesto ha quedado guardado en la memoria hípica norteamericana.

La razón

Aunado a la inusual carrera se vendieron ciertos productos con el objetivo de sumar a la causa.

Desde el mediodía y hasta las cinco de la tarde la gente disfrutó en el Hipódromo de:

Hamburguesas con queso por 5 dólares, perros calientes por 2 dólares y cerveza por 2 y 3, según el tamaño, además de souvenirs y snacks.

En este contexto también hicieron rifas…

El objetivo de la carrera sin caballos y la venta de comida rápida tuvo como fin recaudar dinero para el Fondo de Jockeys con Discapacidades Permanentes (PDJF, según sus siglas en inglés).

Se trata de una fundación que brinda asistencia a los jinetes que han sufrido lesiones graves.

Argentinos en el Hipódromo

A propósito de este evento dos jinetes argentinos se encontraban en el Hipódromo

Pero ellos no pudieron competir junto a los jockeys descalzos porque tenían otros compromisos.

Estos son Jorge Ruiz Díaz quien dejó segundo a Horacio Karamanos en un compromiso sobre 1600 metros en la misma cancha.

Por ser el vencedor, Ruiz Díaz integró la foto grupal junto a los organizadores.

Por lo que Argentina tuvo el 1-2 en esta justa.

Sobre el Fondo de ayuda

El Fondo de ayuda para los jinetes que han quedado lesionados gravemente es de gran importancia para ellos.

Puesto que ningún jockey está exento de una caída del caballo y la equitación es un deporte de riesgo.

Es por ello que resulta de gran apoyo para estos atletas cuya carrera termina producto de lesiones.

Muchos quedan postrados en silla de ruedas. Ese es el precio que otros no ven.

El otro lado de aquellos momentos de Gloria que un día pueden convertirse en uno de tragedia.

Dicho fondo, creado en el año 2006, ha manejado casi 9 millones de dólares para esos jinetes.

Los cuales en su mayoría han sufrido parálisis o lesiones cerebrales en los accidentes.

Por lo que la recaudación de fondos es muy importante y en este sentido hace dos semanas hicieron un evento benéfico.

La actividad tuvo como escenario el Santa Anita Park, uno de los hipódromos más famosos de California.

En el evento se logró recaudar más de 205.000 dólares.

Jinetes corren en el Hipódromo Laurel Park

Volviendo al Hipódromo Laurel Park donde los jinetes corren sin caballo…

Tenemos que un total de 15 jinetes miembros del Salón de la Fama estuvieron firmando autógrafos.

Durante la mañana de aquel 4 de julio los jockeys firmaron camisetas y todo lo que les pusieran a firmar sus fans.

Durante la mañana a fin de darle un plus al evento y posteriormente compartir con jinetes lesionados.

Además se mezclaron entre el público y quienes los reconocieron se sintieron halagados.

Premio para Whitesell

Dada su gran labor recaudadora fue premiada la exentrenadora Leah Whitesell.

El galardón que recibió se denomina Uphill Push.

Whitesell hizo una recaudación de fondos para adquirir y posteriormente conducir una furgoneta con acceso para silla de ruedas.

En ella transporta a ex jinetes como Vincent Amico, quien quedó parapléjico desde su accidente, en 1978.

Entretanto otro jockey lesionado, Jack Fires, agradeció el esfuerzo que hace el fondo para recoger dinero y apoyarlos.

Jack Fires, de 63 años, tuvo un accidente que lo dejó parapléjico en River Downs cuando tenía 21 años.

“Sé que todos nosotros [los lesionados] nos sentimos bien por ser reconocidos. Muchos de nosotros ya no podemos llegar a la pista y esta es una manera de involucrarnos en algo que alguna vez fue una parte importante de nuestras vidas. Y creo que es una forma de que los jockeys del Hall of Fame y todos los demás se familiaricen con la gente a la que están ayudando”, señaló.

Esta es la tercera vez que Fires asiste a un evento organizado por el Fondo de Ayuda para Jinetes.

Experiencias como éstas…

No es sencillo pasar de ensillar a un caballo a estar en una silla de ruedas.

El hecho de no poder volver a moverse como lo hacían antes es algo que resulta frustrante para muchos jinetes.

Este tipo de situación no se asimila tan fácilmente y es por ello que los jockeys requieren ayuda médica pero también emocional.

Pues algunos logran desarrollarse en otras áreas y facetas de su vida pero otros se quedan estancados.

En este sentido quienes integran el fondo hacen todo lo que está a su alcance para brindar apoyo a los jinetes lesionados.

El caso de Ron Turcotte

Cabe destacar que jinetes como Ron Turcotte, que brilló en 1973 con Secretariat, tuvo un accidente de este tipo y quedó postrado en silla de ruedas.

Turcotte ya no puede ser de esos jinetes que corren sobre un caballo pero sí es un gran recaudador.

Luego que los días de gloria a bordo de un equipo terminaran pasó varios procesos de madurez y asimilación.

Afortunadamente su familia le brindó todo el apoyo que necesitaba y vence las adversidades.

Sin embargo, se sabe que el canadiense ahora es uno de los que apoya este tipo de Fondo de Ayuda.

Y ha trabajado incansablemente en el área de recaudación.

Él sabe que la ayuda ofrecida a quienes como él están ahora en silla de ruedas es muy valiosa.

Puesto que cuando ese tipo de accidentes ocurren se acaba el patrocinio.

Los jockeys se quedan sólo con lo que tengan ahorrado porque ya no hay quién los promocione.

Se acaba la publicidad, no hay caballo destinado para ellos en esas condiciones y muchas veces todos los que un día estuvieron al pendiente… se van.

Entonces queda la familia, los verdaderos amigos y el Fondo de Ayuda a los Jinetes que siempre resulta ser un sitio de encuentro para volver a los años dorados con alegría y vivir el presente acompañado de un gran equipo.

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuentes consultadas:

www.gustavomirabal.es

http://gustavomirabalcastro.online/gustavo-mirabal/venezolano-gustavo/

http://gustavomirabalcastro.online/

https://www.instagram.com/gustavomirabal.es/

https://www.linkedin.com/in/gustavomirabalcastro/

http://gustavomirabalcastro.online/gustavo-mirabal/venezolano-gustavo/

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code