Gastos hormiga

Gastos hormiga enemigo oculto de las finanzas | Gustavo Mirabal

Gastos hormiga

Gastos hormiga

Anteriormente hemos hablado del ahorro, la inversión, el colchón financiero, pero hoy es momento para hablar sobre algo que generalmente ignoramos: los gastos hormiga.

Llevan ese nombre porque son tan pequeños como estos animales, pero al mismo tiempo, son veloces y casi imperceptibles.

Estos gastos salen de nuestro bolsillo y apenas nos damos cuenta. Tienen nombres sencillos pero frecuentes, los podemos ver a final de mes cuando hacemos una evaluación exhaustiva de lo que gastamos.

Se trata de aquellas cosas pequeñas en las que se gasta dinero como por ejemplo: un café, un cigarro, una dona, unos panes, un antojo inesperado.

Esta salida de dinero es quizá diaria, semanal o mensual, eso lo sabemos cada quien. Lo que sí podemos decir es que se trata de un gasto que puede minimizarse.

Puesto que son cosas que se pueden resolver en casa, aunque no está mal darse un gustico de vez en cuando, hay que ser prudentes.

Ejemplos prácticos de los gastos hormiga

-Buenos días bienvenido-

-Buenos días me da un café por favor-

-Sí claro, aquí lo tiene, son 3$

-Gracias, hasta pronto

Al día siguiente la persona vuelve a la cafetería por un café y esta vez se antoja de un croissant…

-Bienvenido sr, qué le sirvo hoy?

-Un café y un croissant de mantequilla por favor-

-Perfecto, son 7$-

-Muchas gracias-

El día anterior gastó 3$ en un café y al día siguiente 7$, es decir que ya lleva 10$.

Si sigue así toda la semana, al menos comprando el café, y trabaja de lunes a viernes, son 15$ semanales sólo en un café.

Al cabo de un mes son 60$ que se pueden ahorrar si tan sólo se lleva un vaso térmico con el café que tanto le gusta.

El vaso le puede costar, dependiendo del material y la marca, aproximadamente a partir de 11$.

Y el kilo de café es económico, así que si lo hace en casa se ahorrará un dinero que silenciosamente sale de su bolsillo.

Un dinero que no suele espantar pero que cuando se sacan las cuentas influye dado que, el presupuesto para x cosa ya no es el mismo.

Haga una planificación

Piense qué necesita, qué tiene que pagar y cuánto dinero es el que realmente usted recibe tras las deducciones que hacen en la empresa.

Con base a eso haga una planificación financiera, saque el dinero que necesita para cubrir cada gasto, deje un porcentaje para el ahorro…

Y luego, saque sencillo para que pueda movilizarse, cubrir los gastos diarios.

Con este panorama claro es momento de aprendas a administrar bien tus recursos financieros.

A final de mes, si no está bien hecha esa administración y no has respetado la planificación financiera, habrá inconvenientes.

Los antojos pueden darse de vez en cuando pero no podemos abusar

Un día a Juan le provocó una pizza y compró un slide, al día siguiente otro y luego otro, se volvió un hábito.

Si realmente saca la cuenta de lo que ha gastado con la pizza notará que sus finanzas se afectan poco a poco.

Los gastos hormiga son pequeños pero restan en vez de sumar.

Por ello, hay que tenerlos en cuenta y no malgastar el dinero en cosas que pueden resolverse desde casa o que no son necesarias.

Hay cosas que parecen ser rentables a corto plazo pero no lo son porque te suman sino que te van restando, hacen que salga dinero y no vuelva.

No es una inversión que te dará rentabilidad, por el contrario, son cosas que traen un beneficio o placer al instante y luego se van.

7 gastos hormiga que debes tener en cuenta

Si te identificas con uno toma cartas en el asunto y comienza a formar nuevos hábitos.

Así como en el día día se forman hábitos que son saludables o nocivos para nuestra salud…

Sucede que en el mundo financiero si no somos conscientes podemos caer en hábitos que ayudan al despilfarro.

Hábitos que no son buenos para nuestro bolsillo pero sí para el bolsillo de otro.

A continuación te mostraremos 7 tipos de gastos hormiga.

Si has incurrido en alguno de ellos es momento de comenzar un nuevo tiempo en tu vida financiera.

La planificación del presupuesto mensual está mal hecha

Cuando no hacemos bien la planificación de nuestros ingresos mensuales, nuestros gastos, deudas, pagos de impuestos o facturas hay grietas en nuestra vida financiera.

Lo cual no es beneficioso porque genera pérdidas, estrés y desencadena una serie de hechos que pasan de ser nocivos para la economía personal a afectar a toda la familia.

Es decir, si recibimos nuestro sueldo y en vez de cubrir todo lo que se necesita lo mal gastamos en cosas que no teníamos pensado, es echar el dinero en saco roto.

Para que esto no ocurra se debe sacar bien las cuentas, pagar las facturas, solventar los compromisos que hayamos adquirido y luego apartar un porcentaje para ocio.

De esa forma no se afecta el presupuesto personal o familiar.

Más si no se hace de esa forma, la plata que era para x cosa termina en otro lado.

gastos hormiga

Gastos que no teníamos en mente

Otro de los gastos hormiga son aquellos que no teníamos en mente.

Esos que no estaban meditados y de repente se atravesaron en el camino haciendo que se descompletaran los recursos que se tenían para otra cosa.

Nuevamente es importante tener una planificación financiera bien hecha y cumplir con el pago de las cuentas.

Comisiones bancarias

Las comisiones que cobran los bancos por cada transacción que hacemos se considera también gastos hormiga.

Esto se puede evitar sacando dinero del mismo banco y no de una entidad distinta a la tuya.

Vicios o adicciones

Comprar un café fuera de casa todos los días puede ser un vicio, estás enamorado del café que hacen en ese lugar…

Pero al final del mes ese enamoramiento te pasa factura.

Sin embargo, eso no es todo, hay quienes tienen adicciones y gastan el dinero saciándose.

Estas adicciones crean un comportamiento dependiente en el cual el sujeto, si no se controla, puede desperdiciar su dinero abiertamente.

Y luego darse cuenta de que el cigarro, el alcohol o las drogas le quitaron más de lo que se imaginaba.

Esos pequeños montos son gastos hormiga que afectan las finanzas personales y repercuten en las familiares, sobre todo si se tiene hijos o se es cabeza de familia.

Desplazamientos muy largos

Si no se tiene auto propio y debes tomar transporte público, estos también son gastos hormiga…

Los desplazamientos cuentan como esos gastos pequeños que van restando y además debes contemplarlos en tu planificación mensual.

De hecho, si son muy largos los trayectos la cantidad de salida del bolsillo es mayor, por lo que hay que tener eso en cuenta.

Comida en la calle

Nuevamente los antojos pasan factura. La comida fuera de la casa está bien por un día o dos…

Más si se vuelve costumbre entonces será difícil ahorrar o tratar de invertir en algo.

Muchos servicios de pago contratados

El tener muchas suscripciones de pago hacen que mes a mes salga dinero de tu cuenta, cosa que a la larga te puede traer problemas.

Siempre es mejor contar con lo necesario sin caer en exceso.

Hay gastos hormiga que se conocen y podemos identificarlos, pero otros, como los del café todos los días están en silencio haciendo su trabajo: restar.

Gastos hormiga el enemigo oculto en las finanzas

En definitiva, los gastos hormiga son un enemigo oculto en las finanzas, de los cuales debemos cuidarnos para no entrar en derroche.

 

 

 

 

Enlaces de interés:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code