Gardel hípica y tango

Gardel, hípica y tango

Gardel, hípica y tango

Gardel hípica y tango

Se perguntarán qué tiene que ver un cantante de tango con la hípica y el mundo ecuestre…

En realidad mucho, y es que Carlos Gardel, uno de los cantantes de tango más famosos de la historia era un amante de los caballos.

Es por ello que hoy día existe un lugar en Uruguay donde se le rinde un tributo muy especial a esa pasión del también compositor y actor.

Se trata del Museo de la Hípica y el Tango.

El cual está ubicado en “Villa Yeruá” una casa, en Montevideo, usada por Gardel para pasar el verano.

Dicho sitio es abierto al público en julio de 2017 y ha recibido millones de visitas.

Incluso frente a ella se ha levantado una estatua en la que aparece el famoso músico junto al jockey uruguayo Irinieo Leguisamo.

Fachada del Museo de la Hípica y el Tango

Gardel, hípica y tango

Dentro de la casa se respira el tango y la emoción que genera las carreras de caballos.

Hay fotografías del cantante, de origen francés-argentino, a la par de competencias equinas.

Asimismo aparece el jockey uruguayo en plenas carreras.

Es un espacio en el que se afirma el amor por estos animales mientras de fondo se oye a Gardel cantando.

Así los amantes del tango y la hípica encuentran en Villa Yeruá un lugar para el sano esparcimiento, la poesía, la buena música y las alegrías que han dado los caballos a Uruguay.

Más allá de las rivalidades culturales que puedan tener argentinos y uruguayos en esa casita de Montevideo vive la hermandad de dos pueblos.

Dos naciones que siempre buscan resaltar sobre la otra en lo deportivo, pero que allí se unen para ofrecer un espectáculo de talla internacional.

Sí, un espectáculo en la intimidad que brinda dicho espacio, aunado a esa vista preciosa desde la terraza en la que se conectan las palmeras, el sol y el mar.

Resulta casi utópico pensar que, en lo que ahora es una avenida rodeada de palmas y arena paseaban los caballos en la época de Gardel.

Es casi idílico recrear la escena en la que el cantante y su amigo el jockey uruguayo se paraban a tomar café en la terraza mientras contemplaban aquel paisaje equino.

Sobre la casa…

La reapertura de esta casona abandonada durante años frente al mar, se produce en la fecha en la que se cumple un nuevo aniversario de la muerte del artista, tras un accidente de avión en Colombia, el 24 de junio de 1935.

La construcción, propiedad de un entrenador de caballos, amigo del cantante, es recuperada por la Asociación Uruguaya de Propietarios de Caballos de Carrera.

La zona, el barrio de Malvín, al este de Montevideo, era un área turística a comienzos de siglo. Luego la ciudad fue ganando espacio y la construcción se convirtió en una casa más.

Más ahora es una parada obligatoria para los verdaderos fans del tango y la hípica. Se ha convertido en un sitio turístico de la capital uruguaya.

Por tanto, todo aquel que se siene atraído por la música de Gardel también contemplará una de las pasiones más grandes de su ídolo musical.

Villa Yerúa, antes de la remodelación

 

Fuentes consultadas:

https://www.gustavomirabal.es

https://www.globalchampionstour.com/profiles/riders/5665/gustavo-mirabal/gallery/

https://www.globalchampionstour.com/profiles/riders/5665/gustavo-mirabal/ 

http://gustavomirabalcastro.online/gustavo-mirabal/venezolano-gustavo/

http://gustavomirabalcastro.online/

https://www.instagram.com/gustavomirabal.es/

 

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code