Caballo para guerra y batalla

El caballo para guerra y batalla

El caballo en guerras y batallas

Los seres humanos han empleado durante muchos años a los caballos para la guerra y batalla, probablemente desde su domesticación. El equino ha sido entrenado especialmente para varios usos militares. Así como incluyendo batallas, combates individuales, reconocimiento, transporte y abastecimiento.

Caballo para guerra y batalla
Caballo para guerra y batalla

Caballo de Batallas

El término caballo de batalla hace alusión a los caballos que se usan para la lucha. Ya sea como caballería en un enfrentamiento o en un combate individual. El caballo de batalla más conocido era el destrier, empleado por los caballeros de la Edad Media. No obstante, incluso los caballos utilizados para otros propósitos que no fueran el combate directo tenían un papel sumamente importante en el éxito de los enfrentamientos militares.

En este orden de ideas, el caballo utilizado en la guerra varía de tamaño en función del empleo que se le dé, el tipo de soldado que porte y la distancia que tenía que cubrir. Un caballo medio puede transportar aproximadamente el 25 % de su peso corporal.1​ El peso portado por el caballo también afecta a su resistencia. En algunas culturas, los guerreros iban a la guerra montados en caballos ligeros. A la hora de combatir, cuando vestían armaduras pesadas, pasaban a un caballo más fuerte.

Caballos usados en guerra y batallas

Caballo ligero

El caballo ligero “oriental”, se utiliza tradicionalmente para la guerra gracias a su velocidad, resistencia y agilidad. Esta clase de caballo tiene unas dimensiones características que van desde los 13 a los 15 palmos (52 a 60 pulgadas o 1,32 a 1,52 metros). Tiene un peso que oscila entre los 400 y 500 kilos. Para ganar velocidad, el jinete debe emprender un rumbo fijo y portar útiles ligeros tales como arcos, lanzas, o jabalinas ligeras. En épocas posteriores el fusil.

Caballos de tiro

En los inicios de la Edad del Hierro, los caballos de un peso medio se emplearon para cubrir las necesidades de las civilizaciones. Los cuales se empleaban para arrastrar cargas pesadas y para portar a los conductores de mayor peso.

Los caballos de esta clase tenían un tamaño que variaba entre los 14,2 y 17 palmos (1,47 a 1,73 m). El peso oscilaba entre los 500 y los 750 kg. Estos caballos eran muy veloces en la batallas. Aunque no eran comparables a la caballería ligera.

Caballo de tiro pesado

El caballo pesado, cuyo peso oscila entre los 750 y los 1000 kilos. Comenzó a emplearse a partir de la Edad Media, especialmente en Europa. Esta clase de caballo se utilizaba para arrastrar cargas pesadas gracias a su potencia muscular, especialmente en el transporte de suministro armamentístico en situaciones peligrosas.

Entrenamiento

Los distintos métodos de entrenamiento de caballos de batalla, varían en función de las distintas culturas y periodos históricos en que se produjeron. Estas técnicas de entrenamiento se han transmitido a lo largo de generaciones a través de la tradición oral. Pues el número de tratados escritos sobre el tema es muy limitado. El manual de caballería más antiguo del mundo fue escrito por el conductor de carros hitita Kikkuli. Éste lo escribió cerca del año 1350 a. C.

En muchas culturas, un caballo de batalla se emplea como un animal veloz que es entrenado para responder a las distintas órdenes que les dan los jinetes a través de las riendas. Para desarrollar una tolerancia hacia los ruidos derivados del clamor de la batalla.

Fuentes consultadas

https://es.wikipedia.org/wiki/Caballo_en_la_guerra

https://www.gustavomirabal.es/caballos/el-caballo-en-la-policia-espanola/

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code