cuidados del caballo en invierno

Cuidados del caballo en invierno – Gustavo Mirabal

Cuidados del caballo en invierno

cuidados del caballo en invierno

Ya casi es navidad y el clima se torna más frío para esta época del año.

Por lo que es necesario tener unos especiales cuidados del caballo para que no se enferme.

En este post os daremos algunos consejos sobre qué se debe hacer que los caballos no sufran los embates del frío.

Así que lo primero que debes tomar en cuenta es el abrigo y la comida.

Dos elementos esenciales para que el animal se mantenga caliente e hidratado.

Y es que el agua es lo primordial, el caballo debe tomar agua porque de lo contrario, no comerá y, si no come entonces puede tener cólicos.

Cuidados del caballo en invierno

En esta temporada el caballo tiende a comer menos porque el frío le quita el apetito, por eso, hay que hacer énfasis en la hidratación.

El caballo tiene que tomar agua, quizá no de manera exagerada, pero sí hay que asegurarse de que tome del vital líquida. Sino, los cólicos pueden presentarse por impactación.

Y es que así le compres la comida más costosa del mercado, el caballo no tendrá mucho apetito durante el invierno.

Es algo natural, a más baja la temperatura, menos hambre da.

Si eso ocurre, si el animal no se hidrata con el agua y de paso no come lo suficiente, no tendrá fuerza para enfrentar el frío.

Ello lo hace propenso a cólicos, pero también a otras afecciones derivadas de la falta de hidratación y alimentación.

Así que en resume, los primeros cuidados del caballo en invierno son: estar pendiente de que tomen agua y coman la cantidad que necesitan para mantenerse fuertes.

Haz que tu caballo tome suficiente agua

Las heces del caballo hablan acerca de cómo se encuentra su salud.

Es por ello que para esta época de invierno es vital que el animal tome el agua suficiente para mantenerlo hidratado.

De hecho, en sus heces, se evidencia si está consumiendo suficiente agua o si necesita.

En este sentido, en las heces del caballo se pueden conocer los niveles de humedad.

Es por ello que si las heces se ven secas, el caballo puede sufrir un bloqueo intestinal.

Cabe destacar que la falta de humedad en las heces no se da de un día para otro.

Lo cual permite evidenciar si el caballo ha estado tomando la cantidad correcta de agua o no.

Todo esto se suma a que el caballo debe comer bien y la cantidad requerida para almacenar en su cuerpo la energía necesaria para mantenerse caliente durante el invierno.

Se calcula que el equino necesita alrededor de un 25% más de ingesta de energía que durante el resto del año.

Los alimentos. Cuidados del caballo en invierno

Entre los cuidados del caballo en invierno se encuentra el alimento.

Y es que durante la época de invierno se le debe suministrar al caballo el 1.5 al 3% de su peso en forraje.

También puede ser heno de tallo largo, cubos a base de forraje, heno picado o una combinación de ellos. No nos podemos olvidar de la sal, la cual tiene que estar a su alcance en todo momento.

Si esto no funciona y el caballo comienza a dar señales de peso bajo y estrés, hay que optar por suplementos calóricos.

Los cuales pueden ser a base de granos o con altos contenidos de grasa, como salvado de arroz o aceites comestibles.

Estos son algunos consejos que os ayudarán a que vuestros caballos coman y beban la cantidad que necesitan para mantenerse en la época de invierno.

Recuerda que la hidratación es vital para prevenir cólicos.

Otros cuidados del caballo en invierno

A propósito de la temporada más fría del año, el invierno, hay cuidados que no se pueden pasar por alto si queremos que el caballo esté a salvo.

En primer lugar hablamos de la comida y la hidratación. A esto se suma la higiene y comodidad del caballo en el box.

Buen ventilamiento de la caballeriza, vigilar la cama del caballo, entre otros.

Asegúrate de que la cuadra esté limpia

La limpieza e higiene hace que las enfermedades y bacterias no deterioren la salud.

Esto hace que los caballos estén a salvo y su integridad física resguardada.

Debido a esto, la cuadra tiene que permanecer limpia, seca y vigilar que no hay humedad.

Y es que en el otoño, aunque suele llover, hay que asegurarse de que la cuadra esté seca y limpia.

Ya que de lo contrario pueden aparecer hongos y estos son perjudiciales tanto para los humanos como para los caballos.

En esta temporada de invierno es recomendable revisar todos los días el establo a fin de revisar y precisar que las condiciones higiénicas son las adecuadas.

De igual modo se deben  aplicar productos higienizantes y desinfectantes si fuera necesario.

Buena ventilación

El lugar donde están los caballos tiene que tener buena ventilación, pero, al mismo tiempo debes asegurarte de que no entre el frío.

Es decir, el lugar debe tener las condiciones adecuadas para que los caballos no tengan calor ni frío, sino que se mantengan a una temperatura adecuada.

Se recomienda que para esos días en los que hace frío es necesario usar mantas o sábanas para que el frío no lastime a los caballos.

Asimismo si el caballo está situado en un lugar sin supervisión, se debe tener un lugar techado donde este pueda resguardarse del frío, especialmente si se acercan lluvias.

La cama del caballo

Otro de los cuidados del caballo en invierno está asociado a la cama.

Y es que la zona en la que duermen estos equinos tiene que estar en perfectas condiciones: seca. Sin lodo. Sin humedad.

Tiene que estar así para evitar los hongos y bacterias.

Consejos para salir a montar en invierno

Si quieres salir a montar con tu caballo en invierno es necesario que tengas cuidado con la ruta.

Antes de ensillar debes ir por el terreno y ver que todo esté bien.

Ya que cuando llueve el suelo puede sufrir cambios y de no revisar bien el caballo se puede lastimar.

Por ello el primer paso es salir y revisar que todo marche de la forma correcta.

Ahora bien,  lo siguiente es cubrir al caballo con una manta o sábana para que no le de frío en el recorrido, sobre todo, si se trata de un ejemplar con edad avanzada.

Enfría al caballo luego del paseo

Luego del ejercicio es preciso que el caballo tenga un proceso de enfriamiento adecuado.

Esto a fin de que no sufra un resfriado.

Recordemos que la temperatura corporal del caballo aumenta con el ejercicio. Por lo que cuando hay temperaturas bajas el sudor hace que se enfríe.

¿Cómo lo haces? Da un paseo tranquilo, deja el galope y solo anda con él.

Esto hará que el ritmo cardíaco se calme, el caballo se relaje y el sudor se seque. Cuando esto ocurra espera un poco más para quitarle la silla y dejarlo tranquilo en su box hasta el próximo paseo.

No olvides secarlo con una toalla y hacerle un masaje suave de forma circular hasta que su piel esté bien seca.

Como consejo final recuerde secar al caballo fuera de la cuadra para que el agua del sudor no moje el establo se genere humedad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuentes consultadas:

www.gustavomirabal.es/

https://gustavomirabal.ae/
https://gustavomirabal.ch/
https://www.pinterest.es/pin/642114859350359734/
https://www.pinterest.com/gustavomirabalcastro/
https://www.facebook.com/492119137931001/posts/545764639233117/
https://www.wattpad.com/story/129398546-g-c-farm-gustavo-mirabal-castro-en-venezuela
https://gustavomirabalcastro.online/

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code