Alergias en los caballos: orígenes y causas

Si notas que tu caballo se rasca la cola o alguna otra parte del cuerpo, recostándose sobre paredes u objetos sólidos puede que tenga alergia.

En este artículo compartiremos algunos aspectos sobre las alergias en caballos.

Recordemos que una alergia es una respuesta inmune inapropiada ante una proteína específica en el ambiente de su caballo.

Causas comunes de las alergias

Así como los seres humanos pueden presentar alergias los caballos también.

A continuación se describen las causas comunes de alergia en los caballos:

•  Ácaros. Éstos se encuentran en los cereales y generan varias alergias e irritaciones. Cualquier alimento contaminado debe ser eliminado y después limpiar todo lo almacenado.

•  En el momento en que aparezcan bultos en la zona de la cara y cuello del caballo se trata de ácaros en el heno. Sustitúyelo por otro alimento.

•  Los bultos en las extremidades y abdomen significa que la cama causa la alergia y debes cambiarla.

•  Si aparece hinchazón en la zona de la silla o el área de la manta puede ser una reacción alérgica al detergente con que hayan lavado la manta recientemente.

•  Las infecciones fúngicas de la piel, como la tiña, causan abrasiones, por lo general en círculos. Están causadas por un hongo y su veterinario necesitará tomar muestras de piel para determinar su presencia.

Tratamiento

Cuando las alergias son causadas a través de la vía alimenticia te recomendamos una dieta de eliminación para saber a qué es alérgico tu equino.

Pasos

Paso 1. Eliminar toda la alimentación que no sea heno de prado y usar como dieta sólo forraje durante al menos 4 semanas.

Paso 2. Monitorea la respuesta alérgica; si la alimentación está implicada deberían desaparecer las irritaciones. Desafortunadamente esto no es una evidencia suficiente para realizar un diagnóstico de una alergia alimentaria, para ello es necesario el paso 3.

Paso 3. Realiza una provocación dietética, donde se deben ir introduciendo alimentos de forma individual.

La reaparición de reacciones alérgicas confirma que el caballo tiene un problema con dicho alimento en concreto, y se debe entonces eliminar dicho alimento.

Si no reaparece la alergia, añadir otro alimento a la dieta y monitorizar la posible respuesta alérgica, repetir este proceso para todos los alimentos y así los alimentos que causen el problema serán detectados y eliminados de la dieta.

 

Fuentes consultadas: 

Consejos Dodson & Horrell: alergias, todo lo que necesitas saber

https://www.gustavomirabal.es/uncategorized/otros-cuidados-para-los-potrillos/ 

https://www.horse1.es

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code