Bucéfalo – Un caballo magno

Muchos conocen la historia de Alejandro Magno, sus conquistas, éxitos y fracasos, pero pocos conocen la historia de Bucéfalo, su caballo, el compañero que hizo posible gran cantidad de estas hazañas.

El nombre de Bucéfalo significa cabeza de Buey. Le dieron ese nombre por su cabeza redondeada y la anchura de su frente. Sobre su frente reposaba una mancha blanca en forma de estrella como si se tratara de una señal de la providencia sobre este magnífico espécimen. Algunos historiadores antiguos indican que la mancha tenía forma de cabeza de toro y que se ubicaba en el lomo del animal. En todo caso la mancha resultaba la constatación de que estábamos ante alguien especial.

Estatua de Alejandro Magno
Estatua de Alejandro Magno

Bucéfalo fue adquirido por el rey Filipo II, padre de Alejandro Magno, por 13 talentos (la moneda de la época) dada la complexión y belleza del caballo. El caballo luego de la compra comenzó a mostrarse reticente y salvaje por lo cual nadie era capaz de montarlo, relinchando y lanzando coces.

Bajo esta perspectiva es de entender que al ser Alejandro siendo un joven muchacho el único que lograra montar a Bucéfalo, su padre viera signos de grandeza en él. Alejandro siendo observador notó que la molestia de Bucéfalo era el miedo que producía su propia sombra. Con un movimiento hábil hizo que Bucéfalo girara su cara hacia el sol y mientras se encontraba cegado de un movimiento lo cabalgó. Su padre ante tal hazaña lanzó una frase que se hizo célebre expresando «Hijo, búscate un reino que se iguale a tu grandeza, porque Macedonia es pequeña para ti.»

La amistad entre Alejandro y Bucéfalo

Desde eses preciso momento nació una profunda amistad entre Bucéfalo y Alejandro. Tanto así que Bucéfalo sólo se dejaba montar por Alejandro Magno. Un futuro emperador y su caballo así comenzaron sus andanzas, reconociéndose el uno al otro.

El cuidado de Alejandro Magno para con Bucéfalo era tal que le aplicaba ungüentos en las patas después de las campañas militares. Esto termino extendiéndose y convirtiéndose en la aplicación de las vendas de descanso. En la actualidad las damas utilizan medias de descanso para mejorar y estimular la circulación de las piernas.

Así mismo Alejandro Magno le procuraba la mejor alimentación a Bucéfalo llegando a consentirlo dándole a comer manzanas mientras colocaba la cabeza de su caballo en el regazo. El amor de Alejandro por su caballo era admirable pero este vínculo generaba una conexión y una confianza entre jinete y caballo que lograba hacerlos uno en batalla.

La muerte de Bucéfalo

La muerte de Alejandro Magno
La muerte de Alejandro Magno, recordando a bucéfalo

Bucéfalo alcanza los 30 años de edad gracias a la alimentación y esmerados cuidados que encomendaba Alejandro Magno para Él. Con los achaques que normalmente puede tener un animal llegado a su vejez, Alejandro encomedó cuidados permanentes sobre su caballo. Cuando Bucéfalo comienza a presentar problemas respiratorios se encomienda a un esclavo tatuado de azul. Se deseaba su cuidado permanente dado que se presumía que estaba próxima su partida.

Pocas semanas después Bucéfalo se tumba sobre el suelo presagiando su muerte. De inmediato llaman a Alejandro para que le acompañe en su tránsito a través del Aqueronte(*).

Alejandro se presenta de inmediato ante el lecho de muerte de su amigo. Se arrodilla a su lado y coloca su cabeza en su regazo para dejarlo partir con sus caricias. Luego de expirar su último aliento, Alejandro tapa la cabeza de Bucéfalo para darle paz y evitar que sus lágrimas caigan en su cuerpo. En su dolor llama a su amigo Hefestión para que le consuele.

En nombre de su caballo, amigo, compañero guerrero, Alejandro Magno funda la ciudad Alejandría Bucéfala o Bucefalia. Incluso en su muerte, Alejandro Magno entre sus delíerios preguntó «¿Bucéfalo está bien?»

La historia de Alejandro Magno y Bucéfalo es la historia de la amistad que trasciende los límites de las razas y las diferencias para convertirnos en uno sólo en el amor. Una historia para inspirarnos.

 

(*)El Aqueronte es el río mítico que evoca el paso de la vida a la muerte

Fuentes:

https://es.wikipedia.org/wiki/Buc%C3%A9falo

https://www.biografiasymemorias.com/la-doma-de-bucefalo/

http://www.globalcaballos.com/index.php/completo/89-completo/3654-repetimos-el-articulo-de-bucefalo-el-caballo-de-alejandro-mago-por-peticion-de-varios-de-nuestros-lectores

https://www.labrujulaverde.com/2018/05/bucefalo-y-peritas-los-animales-cuyos-nombres-puso-alejandro-magno-a-dos-ciudades

Para conocer más de caballos visítanos en: www.gustavomirabal.es y www.gustavomirabal.com

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code