tendinitis

Tendinitis equina ¡Conoce por qué ocurre y cómo se cura!

Tendinitis

tendinitis

A nadie le gusta que su caballo sufra, pero si se le expone a ritmos de vida muy agotados  es probable que se lesione.

Y una de las lesiones más comunes en este animal es la tendinitis, por ello, en este post encontrarás cuáles son las causas y cómo hacer que tu equino no la padezca.

Primero que todo es necesario concoer qué es un tendón.

Un tendón es un tejido conectivo que une al músculo con el hueso y le transmite la fuerza para realizar movimientos coordinadamente.

«Las lesiones del caballo más frecuentes se producen en el tendón flexor digital superficial, también conocido como TFDS», informa una publicación en https://www.equusline.es.

Tendinitis

En este sentido se conoce que la tendinitis es un esguince del tendón, que tiene lugar cuando se produce un estiramiento excesivo del tejido del tendón.

Para que ocurra tiene que haber un estiramiento más allá del límite físico del tendón.

Esto hace que se produzca una rotura de sus fibras y en consecuencia haya inflamación de la zona.

«Cuantas más fibras se hayan roto y cuanto más grave sea por tanto la lesión, mayor será la inflamación», refiere el artículo de https://www.equusline.es.

Causas

Las causas por las cuales se produce la tendinitis equina son las siguientes:

  1. Esfuerzo excesivo durante el ejercicio
  2. Patadas, golpes y tropiezos con obstáculos durante el galope
  3. Acumulación de lesiones más pequeñas en las fibras del tendón, que derivan en una gran lesión
  4. Trabajo en terrenos irregulares
  5. Trabajo en terrenos irregulares

Algo que se debe tener en cuenta es que los caballos más propensos a sufrir esta lesión son los de carrera, por obvias razones.

Sin embargo, los caballos que son usados para la agricultura y otras tareas también pueden padecerla.

Es decir, no existen propabilidades de que un caballo se libre de la tendinitis.

Probalemente en algún momento de su vida la sufra. Ahora bien, lo que se debe hacer es prestarle la atención y cuidado necesario para que se mejore.

Diagnóstico

Ante la sospecha de que su caballo posee tendinitis el primer paso es llamar al veterinario.

Éste es quien debe emitir el diagnóstico para confirmar si es o no una lesión del tendón.

No automedique al animal.

Ahora bien, la única forma de realizar un diagnóstico seguro es a través de una ecografía.

Ya que en las ecografías se podrá determinar si se trata o no de una rotura del tendón o si es algo más leve.

En este caso, el veterinario podrá también «acotar el nivel de distensión de la lesión y la envergadura del daño en las fibras», indica https://www.equusline.es.

La rehabilitación

De confirmar que el caballo ha sufrido una lesión en su tendón debe saber que empezará un proceso de recuperación.

Dicho proceso no suele ser corto, al contrario puede durar hasta 12 meses.

Tiempo en el cual el animal no puede ser forzado y tiene que estar bajo un estricto control de ecografías.

Ya que eso le permitirá tener una secuencia, un seguimiento del caso y el veterinario sabrá cómo está evolucionando el caballo.

Si el tratamiento estaá funcionando y cómo será su proceso después de la rehabilitación.

Cabe acotar que las ecografías tienen que tomarse cada dos meses.

Ejercicio controlado

Los primeros 6 meses de rehabilitación son los más importantes porque el animal y su dueño deben comprender que no deber forzar las cosas.

En ese tiempo el caballo tiene que estar en descanso en la cuadra. Nadie debe forzarlo ni hacer que se estrese.

Puesto que si el animal comienza una tanda de ejercicio libre la lesión va a empeorar y las consecuencias podrían ser catastróficas.

Por eso, en conjunto con el veterinario el entrenador tiene que diseñar una estrategia nueva.

Una tanda de ejercicios que no le exijan mucho al caballo, pero que sí impliquen el movimiento de la zona afectada.

Todo esto a fin de ganar resistencia y flexibilidad.

De esta manera el músculo no se atrofia y al cabo de 9 meses a 1 año, el animal estará listo para volver a su rutina.

Enfermedades comunes en caballos

Además de lesionarse los caballos también se enferman… Por eso vamos a contarles cuáles son esas enfermedades.

A modo que estén pendientes y supervisen a sus equinos constantemente.

Muchas de estas enfermedades pueden comenzar de manera silenciosa y cuando son notorias han avanzado.

En este sentido se debe estar alerta y observar al caballo con regularidad.

Analizar si manifiesta cambios en su forma de comportarse, de comer, y estado de ánimo.

El dato:

El secreto para que un caballo se mantenga saludable está en la forma como lo alimentan, la salubridad del área donde descansa y pasa el día.

Así como en la dinámica de trabajo o entrenamiento que éste tenga.

Si no quieres que tu caballo enferme o se lesione debes ser cuidadoso, tener en cuenta que es un animal y no una máquina.

Enfermedades causadas por garrapatas

Las garrapatas transmiten varias enfermedades a los caballos, una de ella es la de Lyme, ocasionando artritis y dolor.  También se encuentra la anemia extrema y la Equine ehrlichiosis, que es una fiebre alta y provoca pérdida del apetito.

Cólicos

Los cólicos son una enfermedad que puede causarles la muerte a los caballos porque produce convulsiones en el estómago y el intestino.

 ¿Qué causa los cólicos?

Una dieta escaza o exagerada puede generar cólicos en los caballos, también el darles más nutrientes de los que requieren; El no estar pendiente del agua del caballo es una causa de cólico ya que pueden haber amebas en ella.

Los parásitos también causan cólicos a los equinos.

 Gripe

A los caballos también les da gripe y lo síntomas que presentan son conjuntivitis, cólicos, debilidad, fiebre alta y tos seca. Durante ese tiempo los caballos pierden el apetito y consumen poca comida, por lo que si la situación persiste la gripe podría convertirse en bronquitis.

Paperas

Paperas o inflamación de los ganglios linfáticos es otra de las enfermedades más comunes en los caballos y puede identificarse porque en el área de la mandíbula se aprecia la hinchazón de los ganglios.

La infosura

Esta enfermedad consiste en la inflamación del dedo equino y ocurre por la interrupción del flujo sanguíneo hacia el casco del caballo. La infosura se puede evitar si no se sobrealimenta al equino.

Encefalitis equina

Esta enfermedad se transmite por un mosquito y ataca el sistema nervioso central produciendo fiebre de tres días.

Otro de los síntomas es la inflamación del cerebro, la pérdida de coordinación por parte del caballo, además de convulsiones y parálisis; La mejor forma de evitar la encefalitis es aplicando una vacuna contra la picadura.

Enfermedad de Cushing

Esta enfermedad es producto de un problema en la glándula pituitaria del animal, causando que la pituitaria fabrique en exceso la hormona cortisol. Esta actividad provoca que el caballo pierda peso aunque coma todo el tiempo en exceso.

Generalmente el Cushing se manifiesta en caballos viejos.

Tétanos

Esta enfermedad es causada por una bacteria en la herida del caballo y debe ser atendida inmediatamente porque puede causar la muerte; los cólicos, la rigidez en los músculos, espasmos en las patas traseras y el cuello, además de una parálisis respiratoria, son los síntomas que evidencian la presencia de esta enfermedad en el equino.

El tétano también se transmite de la yegua al potro a través del cordón umbilical.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuentes consultadas:

http://www.gustavomirabal.es

http://www.mirabalasociados.com

https://www.globalchampionstour.com/profiles/riders/5665/gustavo-mirabal/gallery/

https://www.globalchampionstour.com/profiles/riders/5665/gustavo-mirabal/ 

http://gustavomirabal.com/

http://gustavomirabalcastro.online/

https://www.instagram.com/gustavomirabal.es/

https://www.equusline.es/

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code