Slepnir, el caballo de Odin

Slepnir, el caballo de Odin

La cría de caballos considerando la genética

Una de las mitologías más interesantes, junto a la mitología griega-romana, por la variedad y riqueza de sus historias es la mitología nórdica. De tradición oral, carece de libros sagrados y comprende las creencias e historias compartidas por los pueblos germánicos (suecos, daneses, noruegos, islandeses, alemanes, francos, anglos, sanjones, eslavos, entre otros llamados en su momento pueblos “bárbaros”) y en ellos se encuentra oculta su sabiduría. De allí procede el mito de Slepnir.

Representación de Odin montando a Slepnir
Representación de Odin montando a Slepnir

Odin el dios principal de la mitología nórdica. Es el dios de la sabiduría, de la guerra y de la muerte. Es a este poderoso dios a quien perteneció Slepnir, un increíblemente veloz corcel gris de 8 patas que podía volar y lo podía llevar incluso al reino de la muerte. Slepnir simboliza los vientos provenientes de los 8 puntos cardinales y de allí sus ocho patas (y siempre con la idea de que más es mejor el corcel de Odin no podía menos que tener el doble de patas que un caballo común).

El origen de Slepnir es sorprendente, ingenioso y un poco chistoso, al tiempo que nos revela el conocimiento que las tribus germánicas poseían de la cría de caballos desde tiempos antiguos. No es casual que los deportes ecuestres surgieran en la zona de la Britania donde se asentaban los pueblos sanjones y cuyos guerreros desarrollaron el uso de la caballería como tecnología de guerra.

La historia de Slepnir

En la necesidad de protegerse de sus enemigos, los dioses del reino de Asgard, Odin, Freya, Loki, Thor decidieron que debían construir una gran muralla. Ante el gran trabajo que tenían por delante, un desconocido jinete les ofreció construir la muralla  16 meses a cambio del “módico precio de “la diosa Freya, el sol y la luna”. La molestia de los dioses fue enorme y habrían decapitado al jinete si no fuera por las artimañas de Loki, que les dijo:

  • Exijámoles que la haga en 6 meses y será imposible. Así el construirá parte de la muralla gratis.

Los dioses, aunque con dudas, les pudo más  la avaricia y las ganas de darle una lección al atrevido jienete desconocido y Loki cerró el trato:

  • Estamos de acuerdo, pero tendrás que hacerla en 6 meses o no hay trato.
  • ¿Me permitirán usar mi caballo?
  • Por supuesto, un caballo no hará la diferencia – Dijo el engreído Loki

Por cada roca que podía acarrear el poderoso extraño su caballo podía acarrear dos rocas… Un caballo como pocos llamado Svaðilfari. Los dioses comenzaron a ponerse nerviosos viendo que perderían la apuesta realizado. El jinete se llevaría el sol, la luna y a Freya y con ello sus ganas de vivir.

  • Sin el sol y la luna no vale la pena vivir. No podemos permitirlo. Loki tú nos metiste en este lio y serás tú quien nos saque.

Ante la desesperada situación y ante la posibilidad de ser expulsado, el intrigante Loki ideó un plan. La razón por la cual el desconocido había superado sus expectativas era su poderoso caballo…  Sin su caballo no podría terminar el trabajo a tiempo.

El engaño de Loki

Esa noche, en los establos apareció una hermosa yegua, con sedoso y brillante pelo y piernas gruesas y fuertes. La yegua sedujo a Svaðilfari para “darle cariño” y evitar que concluyera las murallas de Asgard.

A la mañana siguiente el jinete descubrió que su caballo no estaba y sin él no podría concluir la muralla. Enfurecido perdió la cordura y su disfraz, mostrándose tal cual era… Un gigante, enemigo jurado de los dioses de Asgard. Thor se encargó de darle su correspondiente martillazo al Gigante y correrlo. Aún cuando Loki logró el objetivo los dioses estaban furiosos y no lo querían cerca… Además había desaparecido.

A los meses cuando los ánimos ya estaban tranquilos, Loki volvió con un regalo para Odin… Un poderoso corcel de 8 patas. Para seducir a Svaðilfari, Loki se convirtió en una bella yegua y tuvo que entregar su “regalito” al caballo, engendrando a Slepnir… Slepnir el caballo de Odin e hijo de Loki.

¿Qué representa Slepnir?

Slepnir es el resultado del cruce de un poderoso caballo con un dios. Su mito nos revela el conocimiento intuitivo que poseían los nórdicos sobre la importancia de la genética en el resultado de la cría de caballos. Es por ello que estas culturas siempre han aportado grandes avances en este campo.

Recordemos que en los mitos hay sabiduría. Cuando se trata de ser los mejores hay que buscar el conocimiento en cualquier lugar. Slepnir, el primer resultado de los métodos de cruce de caballos… Y qué resultado!!!

Fuentes:

https://es.wikipedia.org/wiki/Sleipnir

https://en.wikipedia.org/wiki/Sleipnir

http://es.mitologia.wikia.com/wiki/Sleipnir

https://sobreleyendas.com/2009/05/11/el-nacimiento-de-sleipnir/

 

Si quieres conocer más visítanos en: http://www.gustavomirabal.es/el-mundo-equino-gustavo-mirabal/

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code