Hipofagia: comer carne de caballo

Para la antigüedad, en los pueblos originarios del norte de Europa, rendían culto a Odín. Por esta razón poseían caballos, que eran sacrificados como signo de reconocimiento y obediencia. Una vez sacrificados, se prepara su carne, la cual era servida en las fiestas realizadas. Sin embargo, con la llegada del cristianismo, dicha costumbre se evitó, por considerarse una tradición pagana.

Carne de Caballo

Carne de Caballo

Es conveniente aclarar

Para Dinamarca, se pierde la costumbre de comer carne de equino. Pero, se mantenían caballos de raza pura en los establos.

Paris

En París, para los tiempos de la Revolución, la carne de caballo era la más consumida, hasta por un tiempo de seis meses. Esto según lo cuenta el Médico Higienista Dominiqui – Jean Larry. Quien en las guerras napoleónicas, dice que en las campañas del Rhin Cataluña, los Alpes Marítimos y Alejandría, se emplea la carne de caballo para alimentar a los heridos.

Copenhague

Durante el sitio de Copenhague, en el año 1.807, el gobierno permitió el mercadeo de la carne de equino en las carnicerías, entre las tropas inglesas y danesas.

Primer hipofágico

El primer hipofágico es Renaul. Quien era el Director de la Escuela Veterinaria de Alfort. Ranaul se dedica a realizar múltiples investigaciones, con el propósito de cambiar la opinión con relación al consumo de carne de caballo. Es por esto que hizo estudios relacionados con la grasa, hígado, riñones, corazón, valor alimenticio del equino. Además, para terminar de convencer a la gente, comía la carne de manera pública.

Ranaul en primer lugar invitó a comer, a uno de sus trabajadores de la escuela. Luego a otros para comer la carne de caballo. Distribuyendo al mismo tiempo trozos de carne de distintas partes del caballo. Inclusive, tomó la decisión que los estudiantes cambiaran un plato de carne de vaca por la de caballo. Hasta que, por la costumbre, llegaron a la conclusión que la carne de caballo no tenía nada de especial.

No satisfecho Renaul, comienza a distribuir entre trabajadores y artesanos de Alfort, que no tenían ninguna vinculación con su escuela, porciones de carne de caballo. Cada quien la cocinó, según la preferencia y el gusto. Se dice, que quedaron complacidos, volviendo a pedir este tipo de carne.

Más del primer hipofágico

Luego de que logró el objetivo de convencer a la gente del consumo de este tipo de carne. Se planteó una nueva meta de vencer la repugnancia y seguir persuadiendo a aquellos, que se negaban rotundamente a consumirla.

Trabajo obsesivo

Gracias a su labor obsesiva, a principios del año 1.856 un periodista reseñó en un diario la gran fiesta hípica que se llevó a cabo en la casa Renaul. Dejando claro que deseaba dejar sin caballos aquella zona.

Investigaciones en 1811

Según investigaciones realizadas para el año 1811, se aseguraba que la carne de caballo tenía muy buen gusto. La cual alimenta como la carne de otros animales. Además, muchas personas que la consumen están muy sanos.

Primeros banquetes con carnes de caballo

Sobre los primeros banquetes registrados (donde el menú era carne de equino). Se tiene que el 06 de febrero de 1855 se dio un banquete para aproximadamente 200 personas. Donde solamente había carne de caballo.

 

Fuentes consultadas

https://www.historiacocina.com/es/comer-carne-de-caballo-o-la-historia-de-la-hipofagia

http://www.gustavomirabal.es/mundo-equino/carne-de-caballo/

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code

A %d blogueros les gusta esto: