Víctor Espinoza el jockey orgullo de México

Víctor Espinoza el jockey que hace sentir orgullosos a todos los mexicanos

Víctor Espinoza

Este corredor tiene una historia asombrosa qué contar detrás de su éxito.

Proveniente de un hogar humilde, y siendo el menor de 12 hermanos, Víctor crece con una pasión por los caballos.

Esa pasión estaba tan escondida dentro de sí que nuna imaginó lo lejos que llegaría.

Sin embargo, su vida parecía no estar destinada al deporte ecuestre, era inpensable que un joven de pocos recursos económicos fuera jockey.

Pero un día, el talento lo lleva a la fama y desde entonces comienza una nueva etapa: la de campeón.

Víctor Espinoza el jockey de México

La vida de Víctor Espinoza no ha sido sencilla, ha tenido que lidiar con la envidia de la gente, algo muy común en el deporte ecuestre.

Así como ha enfrentado la falta de apoyo al principio de su carrera.

Entre otras pruebas que surgen producto del ir encima del caballo, más de todas ha salido victorioso.

Sus padres vivían en una zona humilde de México, Jaltepec.

“Ahí mis padres tenían un ranchito con puercos, borregos, vacas y gallinas, burros y uno que otro caballo fregado con el cual empecé a montar”, recuerda Víctor en una entrevista.

El atleta confesó que la escuela era algo que no se le daba bien, aunque seguía estudiando.

“Terminando las clases me iba con mis hermanos a montar las borregas: el que lograba estar arriba más tiempo era el ganador”, narra el deportista.

Cuando él tenía 12 años sus padres emigran a la Ciudad de México. Él abandona la escuela y consigue un trabajo para limpiar caballos de charro.

“Desde la azotea del establo veía los camiones ‘guajoloteros’ que salían de Indios Verdes y cotorreaba con los choferes y cobradores. Me invitaron a unírmeles y durante un tiempo fui cobrador en un camión”, detalló.

En busca de una motivación

A sus 16 años, aburrido de la pobreza y los problemas económicos de su familia decide comenzar a trabajr en una fábrica de material eléctrico, usando los papeles de su hermano para conseguir el empleo.

Esto tampoco llena su corazón, no había pasión ni deseo, era sólo un pasatiempo por necesidad, razones por las que se aburre, le fastidia el horario y se retira.

Mas tarde Víctor enfila hacia Villahermosa, Tabasco, donde cuidóa caballos que corrían  carreras clandestinas “parejas” de las que abundan en esa provincia.

Entonces se le ocurre ser jinete. No sabía nada de carreras ecuestres, pero, envista de que nadie quería enseñarle cómo debía hacer, qué cosas tener en cuenta al momento de competir etc, aprende viendo lo que hacen los demás.

Dos años después el dueño de los caballos que montaba decide llevarlos a correr al Hipódromo de las Américas.

Dada la confianza y el aprecio, además de conocer cómo Espinoza trabajaba con sus equinos le pide que vaya a cuidarlos.

Durante esa etapa el ahora jockey orgullo de México Dormía en un cuarto de azotea y ganaba poco dinero.

Es en ese periodo de su vida cuando conocea a Arturo Ruiz García, dueño de una cuadra, quien le ofrece trabajo.

“Quiero ser jockey”

Una vez que Arturo Ruiz García y Víctor Espinoza se conocen comienzan una relación de amistad y, el ahora ganador de la Triple Corona de Estados Unidos, le confiesa que quiere ser jockey.

Entonces Ruiz García le deja montar uno de sus caballos pura sangre a fin de que practique se enliste en la escuela de jockeys del hipódromo.

“Fui, y durante seis meses me enseñaron lo que ya sabía; pero aguanté, porque mi meta era conseguir la licencia de aprendiz”, dijo el atleta.

El debut de Víctor Espinoza el jockey

El año 1992 marca el inicio de la carrera deportiva de este hombre mexicano.

Para ese momento el entrenador le dijo lo siguiente:

“Tú arranca y agárrate, fuetea al caballo cuando los otros lo hagan, y suerte”.

“La velocidad me dio miedo y sentí mucho frío, pero llegué en primer lugar. A la fecha no sé ni cómo lo hice”, detalla.

Así empezó la carrera profesional de uno de los mejores jockeys de la actualidad.

Primera gran victoria

Era la 128 edición de una de las carreras de caballos más emocionantes del mundo, el Derby de Kentucky.

Con el número 5 en su espalda, Víctor Espinoza, corría con War Emblem, un caballo por el que no apostaban.

A pesar de que el animal era propiedad de saudiárabe Ahmed Salman, comprado por 1 millón de dólares, nadie apostaba por él.

Sin embargo, cuando suena la chicharra el purasangre de tres años parecía que iba a fracasar.

Más de repente, a los dos minutos y dos kilómetros después de iniciada la carrera, este equino sorprende tomando una gran velocidad.

La justa se torna más emocionante porque hacía tiempo que no veían un binomio como ese.

Víctor Espinoza, el jockey mexicano se apunta con su primera victoria.

El caballo supera a su rival Proud Citizen, en el noveno Derby más rápido de los que se han corrido durante el siglo XIX.

Triunfos

Una vez que Espinoza despega sus éxitos son indetenibles… Comienzan los trofeos y premios.

En el año 2000 ganó la carrera Breeders’ Cup Distaff, montando al caballo Spain.

Para el 2001 obtiene el tercer lugar en el Derby de Kentucky y el segundo lugar tanto en la carrera Preakness Stakes en Baltimore como en la Belmont Stakes en Nueva York, las tres carreras que forman la Triple Corona de Estados Unidos.

Mientras que en el 2002 gana el Derby de Kentucky y la Preakness Stakes montando al caballo War Emblem.

Ese mismo años (2002) recibe el Premio ESPY al mejor jockey, otorgado por la cadena de televisión de deportes ESPN.

Al año siguiente (2013) ganó su carrera número tres mil.

En 2014 ganó su segundo Derby de Kentucky, montando a California Chrome​ y nuevamente es galardonado con el Premio ESPY como mejor jockey, otorgado por ESPN.

Gana la Triple Corona

El año 2015 puede considerarse como uno de los más importantes en la historia de este jinete que tuvo que luchar muy duro para estar donde está.

Es en 2015 cuando el mexicano se alza con el Derby de Kentucky, el Preakness Stakes y el Belmont Stakes, las tres gemas de la Triple Corona de los Estados Unidos, montando a American Pharoah.

Este caballo es propiedad de Ahmed Zayat y entrenado por el legendario Bob Baffert.

Dicha hazaña lo convierte en uno de los mejores jinetes del mundo.

Este triunfo rompe además con el silencio, pues desde Affirmed, hace 37 años, nadie había vuelto a ganar la Triple Corona.

Mejor jockey latino

A sus 43 años Víctor Espinoza se conocía como el primer jockey latino que gana la Triple Corona y el más longevo en lograrlo.

En agosto de 2015 vence en el Haskell Invitational de la con American Pharoah. Además de recibie su tercer Premio ESPY a mejor jockey.

En 2016, ganó la Copa Mundial de Dubái con un premio de 10 millones de dólares, montando a California Chrome.

Accidente

Sin embargo, esta racha de triunfos se ve entorpecida por un accidente que sufre el atleta en 2018.

Era el mes de julio y el mexicano fue a probar al caballo, Bobby Abu Dhab, en el famoso circuito de Del Mar, como parte de un entrenamiento.

Nadie podía predecir lo que sucedería aquella mañana.

Durante la sesión de entrenamiento el caballo colapsa, producto de un paro cardíaco, y muere.

Espinoza vuela por el aire. El gigante caballo había desfallecido. El hombre, de cinco pies y una pulgada, y 112 libras de peso, cayó en tierra y se rompe el cuello.

Actualmente el jinete aún se encuentra bajo cuidados de un cuidador profesional y los médicos.

Puesto que tras la caída se afectó una vértebra en el cuello.

“Tu cuerpo tiene que reajustarse, aprender cómo hacer todo de nuevo”, relata Espinoza, de 46 años. “Es lo más difícil que he hecho en mi vida”, declara para el portal https://www.latimes.com

 

 

 

Fuentes consultadas:

http://www.gustavomirabal.es

http://www.mirabalasociados.com

https://www.globalchampionstour.com/profiles/riders/5665/gustavo-mirabal/gallery/

https://www.globalchampionstour.com/profiles/riders/5665/gustavo-mirabal/ 

http://gustavomirabal.com/

http://gustavomirabalcastro.online/

https://www.instagram.com/gustavomirabal.es/

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code

A %d blogueros les gusta esto: