Hombre a caballo pentagrama

QUIRPA, UN HOMBRE DE A CABALLO

Hoy vamos a hablar de San Casimiro y de Quirpa, “un hombre de a caballo”

 

Quirpa hombre a caballo

Ho y queremos  hablar de San Casimiro, un población del estado Aragua que  tiene un encanto especial, no sólo por  su belleza  natural, sino porque  es una tierra donde los caballos  ocupan un sitio especial para los lugareños, pero además es tierra de músicos y cantantes  de coplas llaneras. Aquí se reúne mucha gente  de los llanos centrales  venezolanos.

Vamos  a hablar de San Casimiro en la voz de un niño llamado Juan José, quien siente un afecto muy especial por esta tierra.

 

Llegando a San Casimiro

Hemos llegado a San Casimiro. Cuentan que a esta tierra la llamaban “Tierra de los Güiripa” en honor a esa tribu. Su nombre corresponde a San Casimiro, Rey de Polonia.

Fue fundado en 1783 con el nombre de San Casimiro de Güiripa. Aquí se celebra todos los años, el Festival Nacional de Arpa “Quirpa de Oro”. Asiste gente de distintos lugares de los llanos venezolanos; participan con distintas expresiones de joropo: central, mirandino y oriental. Es una fiesta de arpas. Juan José nos presenta parte de su relato.

 

En Güiripa y preguntando por Quirpa

-¡Por fin¡ Yo tenía muchas ganas de conocer este lugar, porque siempre me llamó la atención la canción que canta el señor de la cantina de mi escuela, que es llanero y canta algo así como: “…óyelo bien, Quirpa es joropo llanero…”. ¿Quirpa fue alguien que realmente existió o es sólo el nombre que le dan a una canción? –preguntó con avidez Juan José.

-Bueno hijo, la verdad es que tiene que ver con ambas cosas. Dicen que en la tradición oral de los pueblos llaneros existen muchas versiones de un personaje que apodaban Quirpa que realmente existió hace mucho tiempo, por allá en siglo XIX. Dicen que su nombre era José Antonio Oquendo.

Era un llanero de a caballo, ganadero, cantador de la sabana y buen coplero. No se sabe con certeza su lugar de origen, sólo se sabe que era hijo de la tierra llanera y cuentan también que murió a manos de un hombre celoso, en una fiesta en la población de Güiripa de este municipio.

¿Qué es “un hombre de a caballo”?

Esta expresión está  asociada  a otra muy conocida  en los llanos venezolanos, esa que dice que “el llanero es del tamaño del compromiso que  se le presenta”  Se dice que un hombre llanero de a caballo, es buen ganadero, Como dicen también, “hombre  de soga en mano y a pie”. Es un  cantador recio de la sabana, es buen coplero y  buen contrapunteador.

Se dice que la voz de Quirpa era reconocida en cada uno de los pueblos y en los rincones más apartados de la inmensidad del llano. Quirpa era querido y respetado en todo el llano. Su muerte  fue lamentada por las mujeres y por los hombres. Dicen que  hasta los caballos de Güiripa lloraron su muerte.

 

Quirpa también es una expresión de la música  llanera

También cuentan los entendidos en esta materia, que se le da el nombre de Quirpa a composiciones musicales vinculadas con la ejecución del arpa llanera.

Quirpa, ejecutaba magistralmente el arpa y se convirtió en el coplero que se auto-acompañaba, con su propio grito de guerra: “…llegó “QUIRPA”, el arpista y buen coplero.

Dice que  donde el llegaba Quirpa, enseguida se encendía  la fiesta. Muchos cantantes y músicos del llano, interpretan esta expresión musical, como lo hacía Quirpa, ese hombre al que le decían que era un llanero de  a caballo.

Después de recorrer la población de San Casimiro nos dirigimos al centro poblado de Güiripa, donde según cuentan, murió el famoso Quirpa.

Hombre a caballo pentagrama

Éste, fue un paseo de descubrimientos

Cuando estábamos llegando comenzó a llover y tuvimos que detenernos a escampar en una casa desde donde podían observar amplias sabanas, un poco nubladas por la temperatura de ese momento. El clima estaba fresquito y muy agradable y disfrutamos unos minutos viendo caer la lluvia. Eran como las cuatro de la tarde, cuando nuevamente se asomó el sol y allí  nos tomamos un cafecito y los muchachos nos acompañaron con un jugo de frutas. De pronto María saltó emocionada y salió de la casa.

-¡Miren!  Miren qué bello, salió el arco iris.

-Cierto ¡Qué preciosidad! Tenía tiempo que no veía un arco iris –comentó Juan José muy emocionado, y se retiró para escribir unas notas.

– Además qué precioso el contraste de colores, -comenta Juan José entusiasmado-. El arco iris en el fondo y los hombres a caballo de regreso de la sabana. ¡Qué espectáculo!

Pero María no aguantó la curiosidad y le pidió a Juan José que le mostrara lo que había escrito. Después de unos minutos de resistencia, Juan José le dijo:

-Bueno, te lo voy a leer, pero no te vayas a reír.

-Léemelo Juan José. Te prometo que no voy a reírme. Palabra de María  –le dijo levantando su mano derecha solemnemente.

-Bueno, allí va:

Querida Lluvia

tanto tiempo sin verte

Querida Lluvia

He venido a buscarte

para que juntos

formemos el arco iris

(Firma: Juan José.)

 

-¡Eeeeeeso Juan José! Tú también eres un poeta. Estoy muy orgullosa de ti.

Todos le dimos un abrazo a Juan José y lo celebramos y seguimos  nuestro camino por los llanos de Güiripa, descubriendo algunos lugares de cría de ganado, viendo los caballos por todos los sitios que  recorrimos y conociendo la experiencia de la agricultura en esta zona del estado Aragua.

 

 

Además de hombres a caballo, también vimos mujeres cabalgando

El Municipio San Casimiro posee unos hermosos llanos, pero además cuenta  con otros atractivos turísticos como los Chorros de Cura, en Valle Morín, con 821 metros de caída libre.

Vale la pena recordar  que  además  de conocer unos cuantos hombres de a caballo, también vimos  a unas cuantas mujeres que montaban a caballo y que se dedican a la las faenas cotidianas  que hacen los ganaderos y disfrutan del llano con sumo placer.

 

Entre caballos y cascadas se terminó el recorrido

Nos contaron algunos vecinos y otros turistas que existe otra cascada maravillosa conocida como La Cascada o El Salto del Negrito. Cuentan los que la han visitado que es una experiencia sin igual, que allí te pones en contacto con todos los sonidos de la naturaleza, con la cascada, con la flora, con la fauna, con los distintos tonos del verde de la vegetación selvática, con el misterio de la montaña.

Nos contaron además que en San Casimiro, aparte de la música llanera, también se escucha tambor y se le rinde honor a San Juan. Cuentan que con los años esta costumbre ha ido desapareciendo, pero sigue formando parte de la vida de la población. Bueno, en este  tema, no fue  suficiente con lo que nos contaron, nosotros también pudimos disfrutar  de la música del arpa y de los tambores, antes  de emprender el viaje de regreso.

 

Con hombres y mujeres “de a caballo”

Para cerrar con broche de oro, los muchachos y nosotros pudimos presenciar prácticamente por pura casualidad, una exhibición de caballos de paso espectacular.

Todos quedamos impactados por la elegancia y la belleza de estos animales que galopaban bajo la conducción de hombres y mujeres, todos jinetes extraordinarios. Era  como si estuvieran siguiendo el ritmo acompasado  de un arpa serena en un momento dado, o de un tambor entusiasta en otros momentos.

 

 

 

Referencias bibliográficas

http://www.gustavomirabal.es/gustavo-mirabal/el-verdadero-gustavo-mirabal-castro/

http://www.gustavomirabal.es/uncategorized/gustavo-mirabal-en-el-mundo-ecuestre/

https://www.gustavomirabal.es/equitacion/el-hipismo-en-venezuela-tiene-nombres/ 

https://bit.ly/2Y63L9v

http://gustavomirabalcastro.online/

https://www.instagram.com/gustavomirabal.es/

https://www.linkedin.com/in/gustavomirabalcastro/

https://twitter.com/gmirabalcastro2

http://about.me/gustavomirabal

http://cuentaelabuelo.blogspot.com/2010/06/el-caballo-llanero.html

https://www.musicallanera.net/2015/10/la-historia-de-quirpa.html

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code