Gustavo Mirabal Castro hizo el trabajo “sucio” de alejar las malas vibras

Gustavo Mirabal Castro hizo el trabajo “sucio”

Gustavo Mirabal Castro hizo el trabajo

Para triunfar en la vida se necesitan dos cosas: Determinación y confianza.

Ambas cualidades las tiene el jinete venezolano Gustavo Mirabal Castro quien hizo el trabajo sucio de alejar las malas vibras.

Sólo dejando de lado aquello que personal y profesionalmente le impedía su triunfo es que se ha hecho airoso.

La envidia está en el ambiente cuando las victorias y los éxitos comienzan en la vida de una persona.

Parece mentira que aún dentro de tu misma familia se levanten esas voces de crítica y juicio que buscan destruirte.

Tal es el caso de este jiente caraqueño que ha luchado contra su propia hermana para poder lograr sus objetivos.

Gustavo Mirabal Castro hizo el trabajo

Resulta frustrante que aún tu hermana sea la piedra de tropiezo que busca hacerte caer.

Pero es de valientes superar ese episodio y vencer las adversidades.

Con el ataque de los medios de comunicación venezolanos, que buscan su caída basados en chismes, y una prensa internacional que habla de sus triunfos ecuestres y lo adula vive este este jinete.

Para nadie es sorpresa que la equitación es la verdadera pasión de Mirabal Castro, pero también se ha convertido en el aguijón.

Todo comienza cuando este atleta, que también es abogado y trabajó en un determinado tiempo en la banca de su país, Venezuela, y se abre paso a la creación de un centro ecuestre.

Ese salto es lo que ha hecho que se levanten rumores que buscan destruir su carrera.

Entre tanto que su hermana María Gabriela Mirabal Castro, quien padece problemas sicológicos y emocionales, pone en tela de juicio el triunfo personal de su hermano.

Motivo por el cual la prensa, que no desperdicia nada, teje muchas teorías de difamación y se afianza en las delcaraciones “mal intencionadas” de su hermana.

El escenario

Este es el escenario con el que ha tenido que lidiar Gustavo Adolfo Mirabal Castro.

Un remolino de declaraciones falsas, acusaciones sin pruebas y noticias negativas que vienen y van.

Ante todo ese huracán de desinformación y difamación, el jinete criollo sólo sigue adelante en compañía de su esposa e hijos, quienes ya han demostrado interés en la equitación.

De esta manera, sin ofender a su hermana en público, continúa enfocado en su trabajo como abogado.

Alejado un tiempo del mundo ecuestre, que tanto le ha dado, Mirabal Castro aguarda con calma el momento en que pueda competir nuevamente y seguir en paralelo con su bufete de abogados Mirabal & Asociados.

Ejemplo de perseverancia

A pesar de la ola mediática que acusa a Gustavo Mirabal Castro, éste se ha mantenido firme.

Él tiene claro su objetivo: Representar a Venezuela con excelencia.

Gracias a su perseverancia, tenacidad y disciplina, valores que espera sembrar en sus hijos…

Este jinete criollo se ha sobrepuesto a toda la maquinaria informativa y emocional que busca destruirlo.

En cuanto a su familia, la única que lo señala es su hermana.

Sus padres, sobrinos (hijos de María Gabriela) lo apoyan y creen en su sueño de seguir formando atletas, entrenar caballos y por su puesto, triunfando en justas ecuestres.

 

 

Fuentes consultadas:

http://www.gustavomirabal.es/

https://www.flickr.com/people/[email protected]/

https://www.wattpad.com/497522292-g-c-farm-gustavo-mirabal-castro-en-venezuela-g-c

https://ve.linkedin.com/pub/dir/Gustavo/Mirabal/ve-0-Venezuelahttps://www.equnews.com/miscellaneous/gustavo-mirabal-en-gc-farm-go-separate-ways/

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code

A %d blogueros les gusta esto: