Vacunas para caballos: un acto de prevención contra enfermedades

vacunas 1

Las vacunas son necesarias para tu caballo porque les ayuda a prevenir enfermedades y tener una mejor calidad de vida.

Esta acción resulta favorable al momento que el caballo tenga que luchar contra los virus y bacterias que originan las afecciones.

Vacunas: un acto de amor

Vacunar al caballo es también una forma de demostrarle que lo amas.

Es cierto que aunque el animal esté vacunado no se encuentra 100% inmune a contraer enfermedades, sin embargo, éstas siempre fortalecen su sistema inmunológico.

La vacunación coloca una barrera entre los virus, bacterias o enfermedades que pueden afectar al animal.

Enfermedades comunes

Entre las enfermedades más comunes contra los cuales se vacunan los caballos son:

  • Tétanos
  • Encéfalo mielitis (enfermedad del sueño)
  • Influenza
  • Rhinopneumonitis
  • Rabia
  • Adenitis equina
  • El Virus del Oeste del Nilo
  • Fiebre del caballo Potomac

Nota: Si vacunamos a nuestros caballos, les suministramos agua potable en la cantidad que requieren, mantenemos su entorno limpio, los desparasitamos y creamos un adecuado sistema de nutrición tendremos caballo para mucho tiempo e innumerables momentos de alegría.

Sobre las vacunas 

Las inmunizaciones específicas que necesita un caballo, depende de varios factores:

  • El ambiente,
  • Edad,
  • Uso del caballo,
  • La exposición de riesgo, valor del caballo,
  • Ubicación geográfica y el manejo general.

Según las necesidades individuales del caballo el veterinario le indicará cuál es el programa de vacunación que más le convenga al animal.

Vacuna obligada en España

Se supone que vacunar al caballo forma parte de ser un dueño responsable, sin embargo, tenemos el caso de España, donde es obligatorio vacunar al caballo contra la Gripe equina o Influenza.

Dicha normativa fue instaurada por la Real Federación Hípica Española y aplica para todos aquellos caballos participantes en distintas competiciones.

La primera vacunación de todo caballo debe realizarse entre los primeros 4 y 6 meses de edad y tiene que estar dividida en dos dosis, dejando un tiempo entre ambas de 21 a 92 días.

La vacuna de la gripe equina debe repetirse cada 6 meses más o menos, siempre y cuando no coincida con los 7 días anteriores a una competición.

La persona encargada de administrar la vacuna debe ser un veterinario colegiado y se deben registrar todos los detalles de la vacunación para que quede constancia.

Más sobre enfermedades 

Para más información y detalle sobre las enfermedades que afectan a los caballos recomendamos este artículo: 

http://www.gustavomirabal.es/caballos/enfermedades-comunes-en-los-caballos/

 

Fuentes consultadas: 

http://www.mascotea.net

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code