herramientas herrador 1

Herramientas de un herrador

herramientas herrador 1

Las herramientas de un herrero son muchas si se busca hacer un buen herraje.

En esta entrega hablaremos acerca de cómo llevar a cabo el proceso de herraje en un caballo.

¿Estás listo?

¡Toma papel y lápiz!

Herramientas

Las herramientas más importantes son el yunque, tenazas de corte, martillos de clavar y de forjar, hasta el horno donde darle forma a la herradura.

También se necesitan máquinas para biselar los contornos de la herradura, compás de aplomos, máquina de soldar, clavos y por su puesto las herraduras.

Importancia

El objetivo de herrar un caballo es evitar lesiones en el casco producidas por los ejercicios llevados a cabo por su jinete a la hora de domarlos.

También es importante para corregir otro tipo de lesiones, como pueden ser cuartos, infosuras o malos aplomos, producidos por el desgaste de no ir herrados.

Materiales

Hay diversos materiales para la fabricación de herraduras, entre ellos:

  • Aluminio
  • Goma (que se hacen con aluminio recubierto de caucho)
  • Acero dulce.

Según el tipo de trabajo que realice cada animal, se colocan una u otra.

Por ejemplo, para un caballo de salto se aconseja una herradura de aluminio por su ligereza.

Mientras que para un caballo de paseo, rejoneo o doma, son mejores las herraduras de acero.

Ten en cuenta que una herradura de aluminio se desgasta más que una de acero, por ello, estas últimas son las que más se usan en todas las disciplinas.

Pasos para el herraje

1- Observación total de aplomos, antes de desherrar el casco

2- Desherrar el casco y observar el desgaste natural en la herradura.

3- Emparejar y aplomar, recortaremos el sobrante de materia cornea, dejándole su aplomo.

4- Preparación de nueva herradura verificando el tipo adecuado y la talla correcta.

5- Forjar la herradura en el horno, para dañarla lo menos posible.

6- Quemar: Haremos el asiento de la herradura en caliente en el casco, para que esta quede completamente plana con la suela del casco.

7- Clavado: elegiremos bien el tipo de clavo y nos dispondremos a clavar la herradura, siempre empezando por la pinza y luego indistintamente según su emplazamiento.

8- Terminaciones: recortar las puntas de los clavos y mediante el desobturador, se hace el nicho en el casco.

Después, con la tenaza de cocodrilo, se remacha bien las puntas, así quedarán bien metidas en la tapa córnea.

Con la escofina se elimina la tapa sobrante hasta dejarlo emparejado.

9- Observación final: Se examinan bien los cascos, siendo necesario ver andar al animal, para evitar cualquier tipo de cojera o mal asiento.

Lo primero es que el caballo no muestre signos de dolencia o molestia al caminar, después, que la pisada sea totalmente plana.

Si deseas conocer más información acerca de este tema te invito a leer este artículo:

Herrador de caballos: Profesional apasionado

 

 

 

 

 

 

 

Fuentes consultadas: 

https://pxhere.com

Vacunas para caballos: un acto de prevención contra enfermedades

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code