El carácter del caballo

El carácter del caballo

el carácter del caballo

Como todo ser vivo el caballo tiene una manera de comportarse, un lenguaje, una personalidad.

Este animal es dócil y valiente, sin embargo, también encierra una combinación espectacular que sale a flote en momentos de estrés.

El caballo es por naturaleza amable, noble, comunicativo, pero ¿qué ocurre si un día está de mal humor?

Si en algún momento el caballo no desea realizar alguna actividad, está cansado o recibe maltrato expresa su rechazo con actitudes corporales.

Generalmente todas las razas de caballos poseen un buen ánimo, sin embargo, también tienen sus días y por eso hay que comprenderlos.

En vez de maltratarlos se deben tratar con amor, cuidado y respeto.

¡Entérate!

¿Cómo saber cuando tu caballo está de mal humor?

Lo notarás cuando agacha o mueve las orejas, cuando mueve las patas delanteras y la boca.

También cuando estira los labios y arruga la quijada o cuando enseña la grupa o los dientes.

El carácter del caballo

Como decíamos anteriormente el caballo es un animal noble pero con sentimientos.

Una de las cosas que pueden dar indicio acerca de cómo se comportará el caballo más adelante es cuando nos fijamos en la manada.

Ver cómo actúa cuando está en la manada seguramente dará una idea de cómo será cuando lo traslades a tu establo.

Los caballos son sociales y les gusta habitar en familia, cuidarse unos a otros y protegerse de los depredadores.

Esto hace que al momento de adoptar o comprar un caballo estemos llevando a casa un ejemplar que nos enseñará acerca de cómo valorar nuestra propia familia.

Más allá de todos los trucos que hayamos preparado para enseñarle, de las muchas técnicas que hayamos aprendido para domarlos ellos también nos van a enseñar.

El líder

Cuando este animal sale del hábitat donde ya estaba acostumbrado tiene que aprender muchas cosas.

Entre esas, que ya no es el líder.

El liderazgo en la manada es algo muy importante, el líder es quien lleva la batuta y tiene la mayor responsabilidad dentro de ese grupo.

Debe estar pendiente de que las cosas en el entorno estén correctas, de que no haya peligros, amenazas y por su puesto, cazadores, depredadores.

Ser líder de la manada es un gran trabajo. Sin embargo, el caballo puede hacer esta labor con gran excelencia, aunque con un toque de dominio.

La hegemonía

La hegemonía se aplica cuando hay alguien que debe tener el control sobre algo.

En el caso del caballo éste tiene que velar por su familia y el resto de miembros que conforman la manada.

En este sentido tiende a ser dominante y establecer una jerarquía de dominio, sin ser violento.

La agresividad no forma parte de su naturaleza. Prefiere huir antes que combatir. Además, si se siente en peligro, reacciona dando coces o incluso mordiendo.

Esto último constituye un acto de defensa personal más que un ataque.

El carácter del caballo se relaciona a aquello que caracteriza al animal durante la mayor parte del tiempo y que puede educarse. Se relaciona a su disponibilidad para aprender. También a la voluntad para entrenar, a la docilidad, entre otras.

Tú mandas

Una de las cosas que el caballo tiene que comprender es que cuando se encuentra en tu establo el líder eres tú.

Seas el dueño, entrenador o jockey, el animal debe estar bajo sujeción y obedecer.

Ya él no es el líder de la manada, ahora forma parte de una nueva y por lo tanto hay reglas nuevas a las que tiene que obedecer.

Sin embargo, el caballo es un animal tan noble que rápidamente se adapta a su nuevo estilo y lugar de vida, por lo que comienza por reconocer el espacio y encariñarse con él.

Cuidados y comunicación

Los cuidados que se deben tener cuando poseemos un caballo son varios, su salud y bienestar deben ser una prioridad para su dueño.

El caballo tiene memoria y se acuerda tanto de lo bueno como de lo malo, en función de eso orientará también su comportamiento.

Las buenas o malas reacciones del animal dependerán ahora de la manera en como se les cuida, se les alimenta y orienta.

El caballo puede lograr todo que el hombre le enseñe más su éxito como domador está fuertemente arraigado a la comunicación que tenga con el animal.

Si el caballo se siente tomado en cuenta, querido, apreciado, valorado, responderá favorablemente.

Mientras que si por el contrario, es golpeado, vejado, su respuesta será un rotundo NO.

Y en ese momento quizá lo único que va a recibir serán golpes por parte del humano que lo esté domando, pero aún así, el animal se mantendrá firme en su negativa.

Esa firmeza, determinación y voluntad hacen que el caballo sea realmente interesante.

Lo que enseña un caballo

Un caballo puede enseñarle muchas cosas a su dueño. No hay que cerrarse a lo que como seres humanos queramos enseñarle a este animal.

Por el contrario él también tiene mucho para dar y por ende, enseñar.

Jamás hay que subestimar las bondades y virtudes que este equino tiene para el hombre.

Basta con ver la forma en como cuida a su familia, su manada, el rol de líder que ejerce para que todo el resto del grupo se mantenga a salvo.

Además de su belleza, nobleza y carisma que siempre sorprenden y seguirán sorprendiendo al hombre por generaciones.

La entrega, la firmeza, el estar siempre alertas son elementos muy valiosos en el carácter del caballo, por eso, no hay que limitarlo sino aprender de él, comprenderlo, amarlo.

El caballo en el deporte

Una de las cualidades por las que es valorado el caballo, es por su capacidad para el deporte, su velocidad, inteligencia y fuerza lo convierten en un animal extraordinario.

Y cuando hablamos de deporte, el carácter viene a ser un rasgo importante a considerar.

Esto a fin de escoger al adecuado según la disciplina que se quiera practicar.

Por tanto, un caballo resulta ideal para ese deporte cuando:

  1. “Si demuestra buena disponibilidad, capacidad para comprender y seguir las órdenes del jinete.
  2. Cuando reacciona de manera positiva ante las dificultades o los errores cometidos.
  3. Si tiene buena “montabilidad”, capacidad para trabajar bajo presión y buen nivel de nervio”. Refiere el portal misanimales.com en una publicación sobre este tema.

Prohibido olvidar

Todo lo que le enseñes a tu caballo lo aprenderá. Este animal es muy inteligente y noble, por eso, debemos tratarlo con respeto y ganarnos el suyo.

No podemos pretender que nos obedezca si lo maltratamos, al contrario, es nuestro amor hacia él lo que conquistará su corazón y, estoy seguro de que una vez ganado esa conexión será invaluable

La relación de un caballo con su jinete no resalta por la cantidad de órdenes que éste le de y el animal odebezca, resalta por la forma en cómo ambos luchan por alcanzar los objetivos trazados sin tener que pasar el uno por encima del otro.

La observación y la buena predisposición son elementos que siempre ayudarán a comprender lo que está pasando por la mente del caballo y contribuirán al sano entendimiento de su conducta.

La clave para conocer el bien el carácter del caballo está en aumentar sus fortalezas y con amor corregir sus dificultades.

Al fin y al cabo, el amor todo lo puede.

 

 

 

 

 

 

 

Fuentes consultadas:

http://www.gustavomirabal.es

http://www.mirabalasociados.com

https://www.globalchampionstour.com/profiles/riders/5665/gustavo-mirabal/gallery/

https://www.globalchampionstour.com/profiles/riders/5665/gustavo-mirabal/ 

http://gustavomirabal.com/

http://gustavomirabalcastro.online/

https://www.instagram.com/gustavomirabal.es/

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code

A %d blogueros les gusta esto: