Consejos para manejar bien a tu caballo

consejos 1

Consejos para que estés precavido con tu caballo y lo manejes mejor:

No se trata de sembrar temor, todo lo contrario, estos consejos te ayudarán a estar atento y no cometer errores.

Todos sabemos que domar a un caballo no es cosa sencilla, requiere tiempo y dedicación.

Y en este sentido, hay que conocer bien a nuestro animal para prevenir riesgos.

Consejos 

1-Cuando te acerques a tu caballo dile dónde está y quién eres tú. ¡Él conoce tu voz!

Hablarle hará que te ubique e identifique. En el caso de un caballo que ya conocemos es suficiente para evitar que se pueda asustar.

2- Nunca te acerques por detrás del caballo o cualquier otro animal que no conozcas.

Si se trata de caballos domados, uno generalmente se puede acercar de frente, suavemente, hasta ver cómo reacciona; pero con un potro o caballo joven debemos ser más cautelosos e iniciar el acercamiento en dirección a sus espaldas.

Los potros puede que se alejen (si lo hacemos por la parte trasera), y que se asuste realizando alguna acción brusca (si vamos de frente).

3- No debemos dejar que ningún caballo juegue a darnos mordisquitos; puede parecer gracioso, pero es un juego peligroso del que nos podemos arrepentir.

4- Es conveniente prestar atención a los signos de nerviosismo que muestre el caballo con el que tratemos; observar sus ollares, sus ojos y sus orejas nos da mucha información, y a medida que tenemos más contacto con él más nos conoceremos mutuamente.

5- Permanece atento a las circunstancias ambientales: hay caballos que están perfectamente domados y que no se suelen asustar, pero que cuando tienen moscas cocean sin previo aviso para intentar quitárselas.

6- Los caballos son capaces de distinguir muchas palabras, acostúmbrale a conocerlas y que te sirvan de ayuda.

7- Revisar a tu caballo o al que vas a montar y la equipación que lleva (riendas, cincha bien apretada…), juega a favor de tu seguridad. Revisar tu caballo es también la mejor manera de conocer su estado de ánimo, si le duele algo, si tiene alguna herida, roce, etcétera.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuentes consultadas:

http://www.gustavomirabal.es

https://www.webconsultas.com

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code